Tecnología y Coaching para Emprendedores

Las Claves del Inbound Marketing

inbound-marketing

Seguramente has oído hablar del inbound marketing, pero no sabes muy bien a qué se refiere. ¿Qué es pues el inbound marketing? Es una estrategia de marketing que consiste básicamente en ganarse la atención del usuario sin interrumpirle en aquello que esté haciendo. Así, un banner publicitario será una estrategia de marketing outbound o de interrupción, pues me obliga a dejar de prestar atención a lo que me interesa para llamar así mi atención. En el caso de inbound marketing esto no es así, se trata de llamar la atención del usuario con recursos que a él le interesan y busca.


Inbound marketing vs. Outbound marketing

En esta gráfica vemos las diferentes estrategias para cada uno de estos dos métodos de marketing:

inbound marketing vs outbound marketing

En el inbound marketing nos estamos ganando la atención de los usuarios, cosa que no sucede en el caso del outbound marketing, en que pagamos para lograrla. Así, en el marketing de interrupción contrataremos anuncios y banners, haremos spots publicitarios, enviaremos correos electrónicos a listas conseguidas por internet y llenaremos de spam el apartado de comentarios y los foros de muchos sitios de internet. En el inbound marketing, lograremos captar la atención del usuario con artículos de alto valor añadido en nuestro blog, con vídeos en Youtube interesantes y virales, dando una conferencia o creando cualquier contenido que sea de interés para nuestro público objetivo.

Diferencias entre el inbound marketing y el outbound marketing

En el modelo AIDA veíamos cómo convertir visitas en clientes. En este caso se trataba de técnicas de inbound marketing principalmente. Las diferencias básicas son:

  • En el inbound marketing se espera que el usuario participe. Así, la comunicación es a dos bandas.
  • En el inbound marketing se ofrece valor añadido para el usuario.
  • A diferencia del outbound marketing, aquí conseguimos ganarnos la atención del usuario, no pagarla.
  • En el inbound marketing la atención se centra en el usuario, no en uno mismo.

Así, el inbound marketing se centra en llamar la atención del usuario sin ser intrusivo, ofreciéndole aquello que busca. Pongamos un ejemplo. Si llegas a este blog por un artículo que te ayuda a resolver un problema que tienes y yo ofrezco un servicio de formación y consultoría, mi artículo me servirá como una estrategia de inbound marketing para que si algún día vuelves a tener un problema vuelvas aquí a buscar la solución o mires de contratar una hora de consultoría online conmigo. Por un lado, te habré demostrado saber de qué hablo gracias a mi blog, y por el otro me habré ganado tu confianza al resolver un problema tuyo con un artículo de mi blog. Eso será más eficiente a largo plazo que gastarme el dinero en una campaña publicitaria ofreciendo mis servicios de consultoría, ¿no crees?

Pensar como el usuario

Llámale cliente, llámale usuario, debemos pensar cómo la persona a la que se dirigen nuestros esfuerzos y objetivos. Si por ejemplo busco empleo, no puedo poner en mi perfil profesional de LinkedIn “en búsqueda activa de empleo”, porque hablas de ti y no de los beneficios/soluciones/valores añadidos que aportas. Lo mismo si te quiero vender la moto con mis servicios de consultoría, si te hablo de mí ni te inmutarás, si te digo cómo voy a solucionar tu problema y te muestro un atisbo de mi talento, habré logrado llamar tu atención. En la práctica del día a día eso es inbound marketing, ofrecerle al otro lo que busca para que contrate lo que tú ofreces.

Es como un cebo. Lleva mucho trabajo y dedicación, pero los resultados a largo plazo son palpables, mira sino las estadísticas de eSandra en Alexa. Si dos personas, dos empresas, dos agencias ofrecen lo mismo, el usuario contratará a la que le muestre que sabe más y es más de fiar. Y eso no lo muestra un anuncio, lo muestra el trabajo duro, tanto en el blog, en social media, en hangouts de Youtube o cualquier otra estrategia de inbound marketing que queramos seguir.


Las claves del inbound marketing

A continuación veremos las claves del inbound marketing:

claves inbound marketing

  • Escribir un blog de calidad. Cuando doy cursos de WordPress lo primero que oigo es a los alumnos quejándose de lo tedioso que es escribir un blog. Bien, si verdaderamente no te gusta escribir, no lo hagas porque se va a notar y más que inbound marketing lo que harás es dejar por los suelos tu reputación con escritos de calidad dudable y mediocre. Pero de mi experiencia con eSandra te puedo decir que escribir un blog de calidad es un elemento clave para triunfar a nivel profesional en la sociedad actual.
  • Vídeo en Youtube. Quizás te guste más grabar vídeos y subirlos online, incluso puedes aprovecharlos para escribir una entrada de blog alrededor del vídeo. Te recomiendo subirlo a Youtube porque nos guste o no es Google el que corta el bacalao y los vídeos en Youtube se posicionan mil veces mejor que los de Vimeo. Triste, pero cierto.
  • Responder a preguntas en sitios como Quora o LinkedIn. El responder a preguntas con enlaces relevantes a nuestra web es una táctica de inbound marketing así como de link building. Eso sí, ¡qué no parezca autopromoción! Facilita sólo enlaces a contenidos que consideras que son de calidad y que responden a la pregunta planteada en el idioma solicitado.
  • Crea una infografía. De nuevo una estrategia que también sirve para link building o ganar enlaces entrantes. Las infografías están de moda y en ellas puedes poner al final que eres el autor. Si creo por ejemplo una buena infografía sobre el inbound marketing, es posible que si buscas un experto del tema y te atrae la infografía me contactes.
  • Organizar webinars. Los webinars son seminarios online que muchas veces son gratuitos y que sirven para captar la atención del usuario al que queremos llegar. Un ejemplo son los hangouts en los que participo. Como todo lo gratis, a mí me lleva tiempo prepararlos, pero me ayudan a ganar visibilidad en un mundo altamente competitivo.
  • Envío de newsletter. Si alguien se suscribe a tu newsletter es porque está potencialmente interesado en tus contenidos. Aquí enfatizar en que es mejor calidad que cantidad. Mejor una newsletter al mes o cada dos meses con contenido de alto valor añadido a una a la semana para seguir la agenda.

Existen otras muchas estrategias de inbound marketing, como el participar en los foros, dejar comentarios de calidad en otros blogs, compartir documentos que ayuden a otros a organizar su trabajo, participar en las redes sociales de manera proactiva y constructiva, y mucho más. El consejo que te doy es que te plantees cuáles de todas estas estrategias te ayuda en tu día a día a lograr tus objetivos (lo que implica que antes definas qué es lo que quieres lograr). Así, a mí me gusta escribir el blog, pero otros preferirán grabar un vídeo o crear una infografía, todo es lícito siempre y cuando te lleve a lograr captar la atención de los usuarios a los que quieres llegar. Si tienes una web, trabajar el SEO te va a ayudar definitivamente en todas las estrategias que quieras aplicar. Te dejo aquí una infografía sobre el inbound marketing:

Inbound-Marketing-vs-Outbound-Marketing

Para acabar

Cada día entiendo más la web desde una perspectiva integral, esto es, que vaya más allá del diseño web propiamente dicho. Si la web no cumple objetivos, no da beneficios y no es rentable. Quizás esté entrando en juego mi mentalidad de licenciada en Economía, pero cada día veo más claro que una web deber dar sí o sí beneficios, aunque no siempre estos deban de ser económicos. Un ejemplo sería un blog para ganar visibilidad y lograr el empleo de los sueños (si es que existe). Por eso creo que debemos tener presentes elementos como el inbound marketing a la hora de planificar nuestra web, pues esto es lo que marcará la diferencia a largo plazo. Así, a corto plazo justo cuando empezamos quizás sea más lógico invertir en campañas de pago como Adwords o Facebook, pero a largo plazo debemos tener presentes las estrategias del inbound marketing.

¿Y tú qué opinas? ¿Aplicas ya alguna de estas estrategias? Deja un comentario.


Comentarios

  • Jordi Valls

    Hola, Sandra.

    Da gusto leer tus artículos por lo bien que te explicas. Quisiera abrir un apéndice de tu debate a partir de una de tus frases: “escribir un blog de calidad es un elemento clave para triunfar a nivel profesional en la sociedad actual “.

    Me parece que has utilizado la palabra correcta: clave. Pero me pregunto si también sería correcto usar la palabra: “imprescindible”. Y has dado una buena explicación en el artículo, cuando comentas que existe la posibilidad de otras herramientas de inbound marketing.

    Conozco a profesionales que se ganan bien la vida, como por ejemplo médicos, psicólogos, profesores de la universidad, ingenieros o panaderos, que no escriben en ningún blog, ni apenas tienen conocimientos de blogging. Algunos, incluso, pueden ser reconocidos en su sector por su trabajo y lo que se dice de ellos. No tienen, de momento, intenciones de crear un blog, tampoco de ser famosos en los social media. No tienen tiempo de estar en Twitter y Facebook dándole al me gusta y publicando contenido todo el día. Aunque sí pueden realizar otras aportaciones de valor a la sociedad, como presentaciones en la universidad para estudiantes o llegar a escribir un libro. Además, tienen familia y aficiones que atender.

    No dudo del poder del blog, sobretodo porque a mi me apasiona todo este mundillo del marketing digital. Sin embargo, me pregunto si o si llegaremos a un punto, debido a la evolución o tendencias, en que hacerlo sea una tarea imprescindible. Y ya no me refiero sólo al hecho de tener como objetivo el fortalecer una marca personal, sino al ”simple” hecho de encontrar trabajo (como el saber estar en Linkedin y las demás redes sociales).

    ¿Pero qué sucede cuando a una persona no le gusta escribir o no se le da bien escribir? ¿Qué sucede cuando le agobia toda esta farándula del social media? Que éste no tenga blog o no sea conocido en la Red no significa que sea mejor o peor profesional que otro, el cual sí tiene. Conocemos los beneficios de hacerlo, pero también cuando es contraproducente si no se tiene cierto talento y/o preparación. Además, hay que añadirle el efecto visual que se consigue, aunque no necesariamente es así, con un buen diseño web.

    Escribir genera otros beneficios personales y profesiones que van más allá de la marca. Es una tarea muy recomendable, como también lo es el leer, hacer deporte, reír, alimentarse correctamente, descansar, viajar, hacer el amor o dormir bien. Y todo eso es lo que veo que hacen estas personas que no tienen blog. Y son felices.

    Conozco a bloggers que son una autoridad debido a su blog, pero un desastre a nivel emocional. Algunos, o muchos, terminan por “endiosarse”, casi por relacionarse sólo con otros bloggers reconocidos como ellos o concederles cierta importancia profesional cuando forman parte de su tribu.

    Me planteé esto y comencé a descubrir otros blogs, aquellos de los que nadie habla porque no persiguen tanto lo viral como la satisfacción de escribir y sentirse bien al hacerlo. Bellísimos e interesanes artículos más allá de todo este circo social que en ocasiones parece un canal más al estilo T5.

    ¿Qué se os ocurre al respecto?

    Saludos

    • Sandra

      Hola Jordi,

      mi opinión es que lo que verdaderamente es imprescindible en el largo plazo es aportar valor, sea en el mundo online con un blog, sea en el mundo offline como comentas. La ventaja de un blog es que te permite ganar visibilidad si escribes buenos artículos. A partir de aquí, lo que funciona para unos, no funciona para otros. Así, a mí se me da bien escribir y me gusta pasar horas delante de la pantalla, está claro que el blog es una buena alternativa para mí. Pero en cambio, la mayoría de mis amigos prácticamente no tienen presencia en Internet, exceptuando el Facebook para uso personal.

      No existe la receta mágica para todos, lo que a mí me va bien no le va bien a un amigo mío y al revés. Pero si justo estamos empezando, nadie sabrá a parte de nuestra abuela y nuestra madre que tenemos algo de valor que ofrecer al mundo, así que lo que sí veo imprescindible es darse a conocer. Da igual si es con la técnica del buzoneo, yendo a todos los meetups de la zona o escribiendo un blog, hay que llegar a nuestro público objetivo. La ventaja del blog sobre las alternativas del mundo offline es que te permiten llegar a un público mucho más vasto, pues por ejemplo los seguidores de eSandra están en los cinco continentes. Si mi modelo de negocio fuera una peluquería, no necesitaría el blog para darme a conocer, sería una herramienta más que me podría ayudar, pero no sería imprescindible si lo que a mí se me da bien es cortar el pelo y no escribir. Ahora, si lo que pretendo es comercializar un producto o servicio a nivel internacional, sí o sí hay que tener un blog.

      La felicidad, el equilibrio y todo esto no tiene nada que ver con tener un blog. Hay gente que no tiene un blog y es de lo más insulsa y amargada, gente que tiene un blog a la que le encanta quedar y conocer gente del sector o a la que le gusta hacer montaña el fin de semana.. no se pueda extrapolar que si se tiene un blog se es un friki sin vida social, ni que si no se tiene uno se vive una vida equilibrada y feliz. El tema está en que cada persona somos un mundo, y cada uno tenemos nuestras prioridades. Quizás alguien sea más feliz escribiendo en el blog que aguantando una conversación superficial con supuestos colegas. Y hay a quien lo que le va a parecer superficial es escribir un blog y no dedicar el tiempo libre a socializar. Creo que es un tema de preferencias personales y que cada uno puede encontrar su equilibrio y su felicidad con cualquiera de las dos opciones. A mí personalmente me gusta más estar en casa con mi perro escribiendo en el blog, que quedar para salir de noche. Yo no sería más feliz si saliera de noche en lugar de quedarme en casa con mi perro escribiendo en el blog o rascándome la barriga. En cambio sé de amigas mías que esta idea les parece cuanto menos soporífera y cuanto más insociable. No podemos juzgar a los demás por lo que se ve desde fuera, cada uno ha de encontrar lo que le hace feliz aportando su grano de arena al mundo. Lo importante aquí es seguir los propios valores y principios y ser coherente con uno mismo. Ese es al menos mi punto de vista.

      Un saludo!
      Sandra

  • Jordi Valls

    Quisiera añadir que cuando se tiene la técnica y uno no se despista en la realización de sus otras a tareas diarias, es posible dedicarle media hora al día al tema y conseguir beneficios de la inversión de el esfuerzo y tiempo. Opino que no es la cantidad, sino la calidad, también aplicable a la magnitud de la comunidad que se alimenta con la aportación de contenido.

    Podemos decir que se trata de ”educar” a un ejército de neófitos en un campo, de masas, de personas que te harán ”me gusta” por el simple hecho de ser famoso en los social media o ver que el mismo artículo ha sido re-tuiteado más de 100 veces. Es la emoción que desprende, como las mismas palabras o términos ”community manager”, ”DIY”, ”lean canvas”, “startup”, “ROI” o “framework”.

    Sin duda, sin llevar a cabo malas acciones, no lo veo desde una perspectiva negativa, puesto que la sociedad es así. Líderes los hay, porque también hay demanda. Y ser un líder de opinión o prescriptor que vive de ello tampoco lo veo mal. Si no lo haces tú, lo hará otro.

    Pero no. No me gusta la hipocresía. Marcas y personas que van de “sociales” cuando no lo son. Gente que busca su beneficio a costa de manejar emociones. De pobres personas que se ”chutan” de ego por necesidad. Me recuerda a lo de RSC (Responsabilidad Social Corporativa). Marcas que van de verde cuando contaminan, y la gente engulle. De valores que no se tienen.

    Ser blogger es algo mágico, y seguramente el que es un ”auténtico” blogger entenderá de lo que hablo.

    No me extiendo más. Un placer!

    • Sandra

      Bueno, yo no creo que se haya de educar a nadie, cada uno es libre de hacer aquello que mejor le parezca y convenga. No se puede esperar que todo el mundo tenga la capacidad del libre pensamiento, eso requiere inteligencia y discernimiento. Si nos cuestionáramos todos las cosas, no estaríamos pagando los impuestos que pagamos ni manteniendo el sistema que mantenemos. Pero ese ya es otro tema.

      Cada uno ha de ser libre para pensar y actuar como mejor le parezca. El inbound marketing bien entendido es una excelente manera de darse a conocer aportando valor. Como en todas partes, siempre hay el que se pasa de listo y va con cuatro palabras de moda vendiendo la moto. Este antes o después se estrella, es cuestión de tiempo. Pero si quiere vender la moto, allá él, y si los demás se la quieren comprar, pues tres cuartos. Sólo hay que ver lo que hace la industria alimentaria y farmacéutica sin ir más lejos. Pero de nuevo me salgo de tema.

      La ética personal es algo que no todo el mundo tiene. Desde aquí sólo defiendo estrategias de marketing que sean auténticas y que no busquen engañar a nadie. Defender eso iría en contra de mis principios y de quien yo soy. A mí me han salido oportunidades para ganar dinero fácil y he dicho que no porque no es mi intención engañar a nadie. Más todavía, a mí me ha llegado a llegar algún correo crispado de un supuesto diseñador web que decía que yo era una farsante, que hablaba de pasión por el diseño web y mi código tiene errores. Pues bien, yo en ningún momento he dicho que sea la mejor del sector ni que lo haga todo a la perfección. Comparto mis conocimientos, muchos de ellos de manera gratuita, cosa que muchos no hacen. Lo que siempre habrá detractores que no tienen nada más que hacer que sacarle punta al lápiz. Lo importante es hacer las cosas con una conciencia tranquila intentando no tanto alimentar el propio ego, sino ayudar al otro. La prueba es que yo en este blog explico muchas de las pifias que yo cometo, como el otro día que borré por error todos los datos del servidor, porque es eso lo que aporta valor, el compartir quien de verdad somos y lo que de verdad sabemos, y no ir de gurús por la vida haciendo ver que somos quien ni de lejos jamás llegaremos a ser.

      Hala, que me inspiro y no paro :-)

      Un saludo!
      Sandra

  • Jordi Valls

    Geniales tus puntos de vista, Sandra.

    Me quedo con dos cosas: prioridades y aportar valor. Sí, quizás no utilicé adecuadamente la palabra educar en este contexto. Y reconozco que yo también te escribí en un momento de inspiración. Creo que, entre otras, dos de las cosas que quise denunciar es el mal empleo de estas herramientas y/o cierta manera de enfocarlo.

    Miedo me da, por poner un ejemplo, que un psicólogo laboral cuadrado trate de hacer valoración profesional de un aspirante a un puesto de trabajo yendo a ver su perfil social o blog. Respetando su vida social personal, es correcto pensar que si aporta valor y le da un buen uso a las herramientas sociales para establecer relaciones profesionales (teniendo precaución de su privacidad) tiene un punto a favor, ¿sí?. Sobretodo si la empresa busca un prescriptor y se trata de un puesto que requiera de este tipo de perfil. Así mismo, un panadero que escriba en un blog y ofrezca contenido de valor también es algo positivo (para su negocio, para su marca personal). Pero de esto a aquello de: ” le sigue mucha gente, tiene un blog muy conocido, etc” ya no lo veo tan claro y me parece un enfoque peligroso si no se razonan los motivos por los que debería tener eso.

    Precisamente el que te comentó cómo puedes tener tu blog y decir que sientes pasión por el diseño web cuando a la vez has podido cometer errores. ¿Donde está escrito que para escribir en un blog se tenga que ser experto en algo? Y si se es… ¿Acaso los expertos no se equivocan? ¿Acaso no merece una persona aprender compartiendo a la vez contenido de valor en su blog o de la manera que más le guste? ¿Y qué es un experto? ¿Es que un blog sólo sirve como herramienta de inbound marketing?

    Un placer conversar contigo. Dejo paso a otros usuarios para que aporten sus punto de vista…

    Saludos

  • Inbound Marketing

    ¡Brillante Sandra!

    Qué pedazo de artículo has redactado. Me ha parecido extremadamente interesante todo el conjunto de datos que has adjuntado y tu opinión al respecto. Coincido contigo en casi todo lo expuesto, la verdad es que el inbound marketing debe tener muy muy presentes a los clientes potenciales, entendiendo su perspectiva y mimándolos al detalle -cuanto más, más posibilidades de conversión final-.

    Me gustaría aprovechar para preguntarte por el asunto. Por lo que veo en mis círculos, el inbound marketing todavía está lejos de ser una herramienta extendida entre las empresas. Esto es una opinión personal pero incluso detecto que a mayor es la empresa menos uso hacen del inbound marketing. Es posible que sea por el hecho de que, al ser una estrategia a largo plazo, las empresas grandes no tienen la paciencia necesaria, en cambio las PYMES ven en el inbound marketing un factor diferencial respecto la competencia de las grandes empresas.

    No lo sé, ¿tú qué opinas Sandra? ¿crees que el inbound seguirá ampliándose y mejorándose a pasos mayores con el tiempo?

    Sigue con este gran trabajo Sandra que vale mucho la pena,
    Sofia.

    • Sandra

      Hola Sofia,

      gracias por comentar, me acabo de unir a tu grupo de LinkedIn .-)

      Soy de la opinión que los freelancers y pequeñas empresas apuestan por el inbound marketing porque por temas económicos prefieren invertir tiempo a dinero, y digo por temas económicos porque creo que esa es la máxima motivación. En la cultura latina aun estamos bastante atrás de la anglosajona en lo de compartir contenido de valor a coste cero. En mi opinión esa es la razón por la que el inbound marketing no acaba de arrancar. Sin embargo, llegará un momento que habrá tantas empresas vendiendo la moto y luchando por posicionarse en Google que si quieren destacar sobre su competencia no les quedará más remedio que apostar por el inbound marketing. Eso es al menos como yo lo veo..

      Estamos en contacto!
      Sandra