Tecnología y Coaching para Emprendedores

¿Estás Quemado con tu Negocio? Aquí las Claves

quemado-con-negocio-emprendedores

Todos en algún momento de nuestras vidas nos hemos sentido quemados y con ganas de tirar la toalla. Son aquellas mañanas que suena el despertador y te planteas por qué no te buscas un empleo y te dejas de historias, o por qué no cierras ya este negocio y empiezas uno de nuevo. A veces llega la hora de reinventarse y hay que empezar de cero, pero otras simplemente estamos quemados y lo que necesitamos es simplemente parar, tomar aire y pensar si de verdad nos merece la pena el esfuerzo y qué podemos cambiar para sentirnos menos cansados y quemados.


Descubre si es hora de empezar algo nuevo

Si estás quemado con tu negocio, no siempre has de tirar la toalla y empezar de nuevo. Como ahora veremos, a veces simplemente necesitamos cambiar algunas cosas para que la energía empiece a fluir y nos sintamos más motivados e ilusionados para seguir adelante con nuestro proyecto. Y a veces verdaderamente ha llegado la hora de reinventarnos y empezar de nuevo. Descubre ahora las claves para saber si seguir luchando por tu negocio o empezar uno nuevo.


1. ¿Qué harías si te obligaran a cerrar?

Imagínate ahora que te obligan a cerrar tu negocio y te prohíben volver a abrir otro por el estilo, ¿cómo te sentirías? Si te da un soponcio, es que verdaderamente amas tu negocio y simplemente hay algunas cosas que solucionar. Pero si lo que te viene a la mente es un sentimiento de eureka, entonces ha llegado la hora de empezar a bajar persianas y pensar en otras alternativas.

Si simplemente estás quemado porque algunas cosas no funcionan, ¡haz que funcionen! No es ninguna deshonra buscarse otras fuentes de ingresos mientras tu idea no acaba de arrancar, lo importante es que te sientas ilusionado con la misma y no pierdas tu energía en cosas que no valen la pena. Si de verdad te gusta lo que haces y crees en ti mismo, antes o después empezarán a funcionar las cosas.


2. ¿Qué tal tus clientes y proyectos?

Muchas veces tu idea de negocio te encanta, sientes verdadera pasión por lo que haces, pero te tocan algunos clientes o proyectos de esos que te chupan la energía hasta dejarte en los huesos. Son personas que chocan con tu manera de ser, que te hacen sentir invadido y perder las ganas de seguir adelante. El 80% de las frustraciones que vivimos en nuestro negocio viene de un 20% de nuestros clientes o proyectos. ¡Sólo un 20%! Es la famosa ley de Pareto.

La pregunta que te hago es: si pudieras deshacerte de ese 20% de clientes o proyectos que te desgastan en un 80%, ¿seguirías adelante con tu negocio? Aquí tienes la primera clave para saber si estás quemado por factores externos o porque ha llegado la hora de reinventarte.

Déjate de los que todo el día te hablan de la crisis y que has de aceptar todo lo que te viene, en el peor de los casos siempre puedes buscarte un empleo de media jornada hasta conseguir ganarte la vida cómodamente con tu negocio, pero no permitas que nadie te quite la ilusión de levantarte cada día y apostar por tu proyecto.


3. ¿Trabajas demasiado?

Uno de los errores típicos que cometemos cuando trabajamos por nuestra cuenta es hacer más horas que un reloj. Si nos pasamos el día dale que te pego trabajando, antes o después nos sentiremos quemados.. y con motivos.

Contesta a estas preguntas: ¿cuándo fue la última vez que desconectaste de todo y te fuiste de vacaciones? ¿cuánto tiempo dedicas a tus amigos, familia y hobbies? Si quieres aprovechar hasta el último segundo para ser productivo, lo único que te va a pasar es que te vas a agotar y entonces sí que bajarás el ritmo. Me pasa cada dos por tres, así que sé de lo que hablo, jeje :-)


Descubre si estás quemado

Cuando emprendemos muchas veces las cosas no van como teníamos previsto. Es como coger un barco y encontrarse mil tormentas que no teníamos en mente iban a ocurrir. El tema está en no dejarnos desbordar, parar, tomar aire, pensar y actuar. Puede ser un determinado tipo de persona, una actividad en concreto, un proyecto que hemos de hacer que nos desmotiva.. lo importante aquí es esto: parar, pensar y actuar.

Algunas preguntas que te pueden ayudar:

  • Si hubiera de cerrar el negocio por ley, ¿me alegraría?
  • ¿Me siento realizado con este tipo de cliente?
  • ¿Los proyectos que hago me llenan de energía?
  • ¿Cuánto hace que no me divierto?

Te toca a ti :-)

Y ahora te toca a ti: ¿crees que ha llegado la hora de cambiar de reinventarte o simplemente de cambiar algunas cosas? Te diré un secreto: yo también algunas veces me he quemado, y a la conclusión que he llegado es que prefiero trabajar unas horas por cuenta ajena en algo que no me guste que aceptar clientes o proyectos que me drenen la energía y me hagan perder la ilusión por lo que hago.

¿Y tú? ¿Qué haces cuando te sientes quemado? Me encantará saber más de ti y que compartas aquí tus experiencias.

Y como siempre, si te ha gustado el artículo acuérdate de compartirlo con tus amigos y de dejar un comentario :-)

Un abrazo!


Comentarios

  • Juan David

    Hola Sandra! Saludos desde Colombia.

    Me gusta leer mucho tu blog porque he encontrado lineamientos para mi compañía, hace ya casi un año comenzamos un negocio de IT, y ciertamente las cosas no son fáciles, todo tiene un inicio, varias preguntas que haces en tú blog han surgido en cada uno de los integrantes de la compañía, sin embargo aún el corazón nos motiva a seguir adelante…

    Muchas gracias por compartir tu experiencia con todos nosotros.

    • eSandra

      Hola Juan, gracias a ti por comentar y muchos ánimos con vuestro negocio :-)