Tecnología y Coaching para Emprendedores

Cómo Superar la Frustración en 4 Sencillos Pasos

superacion personal

Ayer tuve uno de esos días en que la frustración se apoderaba de mí. Cada vez son menos estos días, pero cuando sucede lo que siento es una mezcla de impotencia, rabia y malestar que me lleva de cabeza a la frustración. Lo que sucedió fue que la cooperativa con la que colaboro para la realización de las facturas de eSandra no se le ocurrió nada más que hablar directamente con mi cliente y acordar con él el método de pago de los cursos que imparto en su centro, todo esto sin decirme a mí nada ni tener voz ni voto al respecto. ¿El resultado? Acordó a mis espaldas con este cliente que en adelante los pagos irían directamente a la cuenta de la cooperativa y que ellos ya se encargarían de transferirme el dinero a mi cuenta.

Como puedes imaginar muy contenta no me quedé con esta gestión. Primero, porque no estoy de acuerdo con la decisión tomada entre mi cooperativa y mi cliente y, segundo, porque no soporto que no se me tenga en cuenta en algo que me afecta directamente a mí. Cuando esto sucede la frustración que siento es de padre y muy señor mío y mi capacidad de concentración cae por los pasadizos subterráneos del metro.

humor frustracionCuando veía que esta emoción me dominaba pensé en esta pregunta: ¿qué puedo agradecer a algo que me irrita tanto? Puede parecer una pregunta absurda, pero te ayuda a darte cuenta que en todas las situaciones, por adversas que parezcan, hay algo que ni sea por el lado negativo te está ayudando a cambiar tu vida. Porque, ¿cuando cambiamos? Cuando va todo viento en popa nos dejamos llevar y somos la mar de felices, pero cuando vienen las condiciones adversas es cuando nos empezamos a cuestionar las cosas.

Pero aun así, cuando una emoción negativa se apodera de ti, es difícil pensar en positivo, con lo que encontré la manera de transformar mi emoción en algo más positivo y poder así contestar a esta pregunta. Y la verdad es que ahora mismo me siento agradecida de esta experiencia, porque me ha impulsado al cambio y estoy ya, de nuevo, en movimiento. Si sigues leyendo, al final del artículo compartiré contigo a la conclusión que he llegado :-)


Cómo Superar los Momentos de Frustración

Me gusta en este blog combinar artículos técnicos con otros de crecimiento personal porque no somos máquinas que nos encendemos y apagamos, somos seres humanos revestidos de emotividad y circunstancias personales y profesionales que afectan día a día a nuestro rendimiento. Nuestra sociedad ha creado un sistema de trabajo basado en un horario que está más que demostrado que no es eficiente ni productivo. En España mismo se trabajan muchas más horas y hasta mucho más tarde que en países como Alemania, donde he vivido y trabajado, y somos mucho menos productivos. Y esto es porque allí se da mucha más autonomía y flexibilidad en el trabajo.

superacion personal

Si tienes un mal día no vas a rendir igual que otro en que te sientes pletórico y lleno de energía. ¿Significa esto que los días en que la frustración te invade son días perdidos? Ni mucho menos, con estos pequeños trucos que me apliqué yo misma ayer para superar mi malestar, puedes reducir la sensación de malestar que te invade y poder volver a ser productivo. Veamos ahora cómo hacerlo en un sistema de cuatro pasos.


Paso 1. Toma conciencia de tu cuerpo

Hasta hace muy poco tiempo vivía como la mayoría de personas de la sociedad occidental, desconectada de los mensajes que emitía mi cuerpo. Nos quedamos en el ruido mental y no nos fijamos de todas las señales que nos está mandando el cuerpo. Esto hace que mucha información se nos escape y que incrementemos todavía más el diálogo mental negativo en que no hacemos más que generar pensamientos repletos de emociones negativas.

mindfulness conciencia cuerpoLo que yo hago entonces es respirar hondo varias veces y cerrar los ojos. Si mis emociones son muy intensas, entonces apago las luces, dejando sólo la de la pantalla del ordenador o la de una lámpara de sal y escuchando algún tipo de música suave que me guste mucho. En Youtube tengo creado todo de listas de suscripción para diferentes momentos y ocasiones. Lo importante aquí es que cambies el foco de atención de tu mente a tu cuerpo, porque sólo haciendo esto verás que la intensidad de la emoción baja ni sea unos decibelios.

Hay una técnica de mindfulness llamada “body scan” o escaneo del cuerpo que te ayuda mucho a tomar conciencia de todas y cada una de las partes de tu cuerpo. En mi caso compré un audio en inglés en que hago este recorrido por las diferentes partes de mi cuerpo con el audio que me ayuda, pero puedes hacerlo a tu ritmo y a tu manera. Aprendí a hacerlo con el body scan de Jon Kabat-Zin (en inglés), por si te sirve de referencia, aunque hoy en día utilizo otros métodos.


Paso 2. Haz algo que te relaje

sales-del-himalaya Si has hecho el body scan del apartado anterior, es posible que ya te encuentres relajado. En mi caso aquí me gusta pegarme una ducha con sales del Himalaya, es una sal de color rosado que se recoge en Pakistan y que yo compro en tiendas ecológicas. Dicen que una ducha con sal ayuda a limpiar el campo energético del cuerpo, algo que creo, pero en cualquier caso es tan relajante como bañarse en el agua del mar. Quizás yo porque soy muy sensitiva, pero cuando me ducho con estas sales me encuentro después mucho mejor que cuando simplemente me doy una ducha tradicional sin más.

Cada uno tiene su método, a mí por ejemplo también me gusta usar inciensos, velas y jabones artesanales, pero los habrá que preferirán salir a correr, practicar yoga o hacer spinning. Lo importante es que hagas algo que a ti te ayude a después sentirte mejor, más conectado contigo mismo y más desprendido de esa emoción negativa que te invadía.


Paso 3. Haz una lista de todo por lo que estás agradecido

Vivimos tan pendiente de todo lo que nos va mal, que olvidamos todo lo que va bien. Nos centramos en todo lo que queremos cambiar y olvidamos todo por lo que estamos agradecidos. Así que hazte esta pregunta: si mañana al despertar sólo conservaras las cosas que escribes en tu lista, ¿qué incluirías? Puede ser desde un ser querido a un objeto o algo de tu personalidad que te gusta.

gracias

Yo aprendí a apreciar una ducha de agua caliente en mi viaje a Nepal, donde muchas veces el agua caliente brillaba por su ausencia. O en mi estancia de 5 años en Alemania y de un año y medio en Inglaterra terminé por apreciar profundamente el sol. En mis salidas de alpinismo llegué a apreciar la conexión con la Tierra. Y como esto muchas cosas más. La verdad es que me lista ayer llenó varias páginas, así que te invito a pararte a pensar en todo aquello a lo que no querrías renunciar al despertar mañana, desde una sonrisa al don de la vista.


Paso 4. Piensa qué conclusión positiva puedes sacar de tu experiencia negativa

Si has seguido los pasos anteriores sin saltártelos ni ir con prisas, cuando llegas a este paso sientes una gran paz que te invade y ves ya las cosas desde otra perspectiva. Vivimos en un mundo donde todos vamos corriendo de arriba a abajo sin parar, sin ir a ninguna parte, pero por si acaso corremos, que es lo que hacen todos. Yo cuando hago este ejercicio muchas veces apago el ordenador y pongo el móvil en modo avión, porque así me resulta más fácil percibir que este tiempo es para mí y que no hay ninguna prisa por llegar a ninguna parte.

superacion personal

Ahora es el momento de pensar qué puedes agradecer a lo que ha sucedido que te ha provocado tanta frustración. Es un modo de pensar al que no estamos acostumbrados, vivimos en una sociedad hedonista que se centra en la búsqueda del placer y en donde se considera lo negativo como algo y no como una oportunidad de crecimiento y mejora. En eso que te ha pasado hay algo positivo, por difícil que parezca verlo. No estoy aquí hablando de procesos de duelo por pérdida de un ser querido, ese es otro proceso, hablo de cosas del día a día que nos irritan y enfadan, como lo que me sucedió a mi ayer con la cooperativa y mi cliente.

En mi caso concreto ayer cuando llegué a esta fase me encontraba sumamente relajada y agradecida a la vida por todas las cosas que valoro y aprecio de corazón. Y me di cuenta que esto que había sucedido con la cooperativa me hacía dar cuenta de lo importante que es para mí en esta fase de mi vida el recuperar mi poder personal. En la vida podemos ser pasajeros o conductores, y si bien muchas veces escogemos ser pasajeros porque es más cómodo, como conductores tenemos el poder de decidir cuál es el destino que elegimos para nosotros y qué camino escogemos para alcanzarlo.

tomar las riendas de mi vidaSentí que ha llegado el momento de dar un paso más en mi carrera profesional, ahora que eSandra ya tiene unos buenos cimientos, y dejar de facturar por cooperativa y hacerlo por mi cuenta, dándome de alta en el régimen de autónomos. El querer librarme de toda la burocracia de ser autónomo en España me llevó a ceder mi poder personal a esta cooperativa hasta el punto que, sin mi consentimiento, hablara directamente con mi cliente y tomara decisiones por mí.

Gracias a esta experiencia me di cuenta que es hora de dejar de tomar las riendas y empezar a facturar a mi nombre. Esperaré al 1 de enero para cerrar el año fiscal, pues sino Hacienda se pondrá las botas al ser dos pagadores, pero siento que ha llegado el momento de dar este paso y me siento profundamente agradecida a la cooperativa por haber hecho algo que, en un primer momento, me provocó una gran irritación y frustración. Así que te animo a hacer lo mismo y ver lo positivo en aquello que antes de este ejercicio te parecía tan negativo.


Para acabar..

A veces pienso que si escribiera este blog para gustar a los motores de búsqueda más me valdría dedicarme a otra cosa, ya que mezclo tecnología con motivación y superación personal, pero es esta mezcla la que me caracteriza y siento que no debemos hacer las cosas para gustar a nadie, ni sea a Google, sino para transmitir aquello que de verdad somos al mundo y conectar con las personas que comparten nuestra visión de las cosas. Deseo de corazón que este artículo te ayude en los momentos de frustración y te anime a transformar una experiencia negativa en algo que te impulse y empuje al cambio. Si te ha gustado el artículo, te agradeceré enormemente que lo compartas y que dejes un comentario.

¡Gracias por compartir!


Comentarios

  • Gemma

    Hola! Justo hoy estaba yo super frustrada, he hecho esto que dices y, ostras, funciona! Muchas gracias por compartir tus experiencias y recursos con todos nosotros :-)

    • Sandra

      Gracias a ti por comentar, Gemma. Me alegro te haya servido.

  • Isaac

    Hola Sandra! llevo leyéndote algún tiempo pero nunca había comentado. La verdad es que si, últimamente vamos siempre de corre prisas a los sitios y solo pensamos en las cosas malas. Creo que tienes razón y hay que ver el lado positivo a las cosas. Me encanta el artículo y siempre que me vea frustrado(últimamente mucho) aplicare este método que me parece genial.

    Gracias por compartir esto con todos nosotros!!!

    • Sandra

      Hola Isaac,

      gracias a ti por tomarte el tiempo en comentar, es algo que siempre me alegra mucho, jeje. Creo que la sociedad tiende a eso, a impulsarnos a ir corriendo arriba y abajo y a ver lo negativo, en sí desde pequeños ya nos programan así, con una educación más orientada al castigo que al logro y al señalar lo que está mal en lugar de reforzar lo que está bien. Lo mejor es aprender a sacar cosas positivas de lo negativo, porque eso nos da poder personal y no nos genera impotencia :-)

      un saludo!
      Sandra

  • Sami

    Muchas gracias por compartir con nosotros estos pasos, los probaré. Te deseo mucha suerte en tu nueva etapa :)

    • Sandra

      Muchas gracias, Sami! A mí me va muy bien, ya me contarás si te funciona :-)

  • Judith

    Me encantan estos artículos, y es muy cierto todo lo que dices. Es de gran ayudar saber cómo afrontar estas situaciones. Ya que en general lo más común es que nos quedemos en la sensación de rabia y descontento y eso no nos permite avanzar ni crecer. Muchas gracias por compartirlo. Saludos!

    • Sandra

      De nada, Judith, creo que es una tendencia general el quedarnos mal, pero como dices, esto no nos permite avanzar ni crecer. Peor todavía, si las emociones que nos dominan en el día a día son negativas en su mayoría, es seguro que acabaremos desarrollando una enfermedad, sea física o mental. Entonces, ¿para qué estar mal, pudiendo estar bien? Es recordar nuestro poder personal, que tenemos mucho más del que creemos. Un saludo!

  • SUSANA

    Muy bueno tu artículo, Hoy es uno de esos días que uno siente que las cosas no sedan a favor de uno y se queda con esa sensación negativa y se olvida de las cosas buenas y dar gracias por las cosas que ha conseguido.

  • Araceli

    Sandra:
    Muuuuchas Gracias!! por compartir estas palabras!, sin duda escribes desde el corazon! Y de el,emana la vida!

    Recibe un abrazo!

    Saludos!

  • Greta

    Buen día Sandra:
    Obviamente leí tu blog porque estoy pasando por una etapa de transición derivada de una sucesión de hechos que me dejaron múltiples frustraciones pero concuerdo contigo, las cosas se dan por una razón, tanto son resultado de algunas acciones como indicativos de un cambio necesario.
    Gracias por compartir!