Tecnología y Coaching para Emprendedores

Deja de Dar Tanta Información Gratis

intrusos

Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. No sé tú, pero yo llevo ya tropocientas. Muchas veces queriendo ayudar a la gente no me doy cuenta que estoy dando información de valor gratis. Una cosa es que lo haga aquí en el blog o en las redes sociales, pero otra muy diferente es hacerlo con los clientes, porque sabes qué sucede? Que la gente se confunde.. y terminas trabajando gratis.

Una cosa es ofrecer un valor por debajo del de mercado, estamos en crisis y cuando te estás haciendo un portafolios te puede interesar tomar determinados proyectos, pero de aquí a trabajar gratis hay un abismo. Si a la primera de turno no te pones en tu sitio, prepárate, porque el cliente se creerá en el derecho de pedir más de lo mismo.

Más todavía, aún no es ni tu cliente y él te va haciendo preguntas y tú le vas explicando. Al final él se marcha con un montón de ideas para que haga el trabajo su amigo, el vecino del quinto y tú has perdido dos horas de tu tiempo tan ricamente, a la vez que un posible cliente.

No sé tú, pero yo hasta la fecha he sido una experta en cometer estos errores, hasta que llega un momento en que te das cuenta que esto no puede seguir así. Te doy el consejo que me doy a mí misma: deja de dar tanta información gratis. Porque si no es tu cliente, olvídate de tenerlo, aprovechará tus conocimientos para sacar el máximo partido en su beneficio y si es tu cliente, se te montará a caballo.

Haz bien y.. mira a quien

Quizás a veces me dejo llevar por mi deseo innato de ayudar, pero después de unos cuantos golpes si algo he aprendido es que, al menos en el terreno profesional, haz bien y mira a quien. Porque no somos una ONG y si lo queremos ser, lo somos en nuestro tiempo libre con quien nosotros queremos y decidimos. Mi tiempo vale dinero y estoy dispuesta a cobrar menos por él, más todavía, estoy dispuesta a hacer un favor puntual, pero de aquí a que te llamen a las 10 de la noche para que les expliques como editar una página de WordPress hay un abismo, sobre todo cuando el que te llama no tiene ni la más mínima intención de pagarte o bonificarte por tu esfuerzo.

No me malinterpretes, si me lees a menudo sabes que intento siempre compartir todos mis conocimientos, más todavía, en este blog no existe prácticamente un sólo comentario sin una respuesta mía, pero de aquí a que yo me quede sin vida personal a coste cero va a ser que no. Eso ya no lo tolero.

Tu trabajo vale dinero

Cuando empiezas como freelance, te importa tanto conseguir clientes que acabas trabajando un montón de horas de más sin recibir nada a cambio. Siempre defiendo que si quieres triunfar has de empezar por abajo y poco a poco subir, pero no has de ser el felpudo de nadie. Tu trabajo vale dinero, ni sea por todas las horas que te has pasado delante de esta pantalla practicando y aprendiendo. Está bien que un día hagas un favor, pero acepta este consejo: no esperes al segundo día para decir que esto que haces es un favor y que la próxima vez cobrarás por ello.

Valora tu esfuerzo y tu dedicación, cobra menos si quieres, pero cobra. Y sobre todo, deja de dar tanta información gratis o acusarás mucho más los efectos de la crisis.

Si quieres algunos consejos para casos prácticos en reuniones con clientes, te recomiendo este artículo de SitePoint en el que te aconsejan exactamente lo mismo que yo, pero con otros argumentos. Nuestros conocimientos tienen un valor, nos ha costado un esfuerzo conseguirlos, dejemos pues de dar tanta información gratis.


Comentarios

  • Christian

    Hola!
    Es un gran artículo, personalmente me a tocado ghacer muchos favores para que después no se acuerden ni de las “gracias”. El caso máximo fué un domingo a la mañana jaja!.

    Además llegue a la pensar hace un tiempo, que la gente valora el trabajo que paga y el trabajo que no paga lo desvaloriza. Esto creo, nos quita el merito que día a día hacemos.

    Gracias por compartir éste artículo y por darme la oportunidad de comentar.
    Saludos!

    • Sandra

      Al contrario, Christian, gracias a ti por comentar, porque a veces pienso que soy a la única que le pasan estas cosas. Estoy 100% contigo de que la gente valora aquello por lo que paga y/o que le supone un esfuerzo. Un saludo!

  • Mith

    ¡Excelente! Los informáticos sabemos que debemos sufrir una especial esclavitud por parte de suegros, jajaja.

    Efectivamente una de las cosas que debemos aprender es a decir: “no”.

  • Fidel Portillo

    Así es Mith. El poder del “no” es superior al poder de la fuerza :)

    En serio, el lenguaje positivo no es decir siempre “si” es algo mucho mas sutil que hay que aprender.

  • Guillermo

    Hola Sandra.
    En alguna ocasión he estado apunto de decirtelo, pero me he mordido la lengua.

    A la hora de cobrar o solo “ayudar” me baso en las siguientes premisas:
    1. Si fuese al contrario, ¿él/ella lo harían por mi?
    2. ¿Van a obtener un beneficio profesional gracias a mi “ayuda”?
    3. ¿Hay peligo de sentar precedente?

    Aunque la 1 y la 3 sean completamente subjetivas, tambien me ayudan a decidir.
    No obstante, nos suele pasar a todos.
    Lo que hay que evitar tambien es “encabronarse” y que lo paguen justos por pecadores.

    Otro tema a tratar sería el nivel de ayuda, pero esto da para largo.
    Solo decir, que muchas veces hay que decir el QUE pero no el CÓMO.

  • Yoli

    Excelente artículo, nos ayuda bastante a todos y todas, que se creen que somos hermanitas de la caridad…Saludos.

  • Guillermo

    Un placer, Sandra.
    Por cierto, si me mandas tu email por privado, me morderia menos la lengua.
    Hay cosas que no son tan “politicamente conrectas” como para escribirlas en un Blog.

  • Juan Ospina

    Muchas gracias, valiosa información y a pesar de llevar más de 18 años diseñando, cometo los mismos errores que cuando estaba recién egresado… hace poco me pasó un nuevo cliente me pidio un sitio web, lo trabajé 3 meses me hicieron hacer 2000 cambios.. y al final.. como no se completo el proyecto por falta de información de su parte cancelaron el proyecto y decidieron hacerlo “con otra empresa”.
    cosas que nos pasan… Mil gracias por tan valiosa ayuda

    • Juan Ospina

      Deberías hacer uno animando a los diseñadores a hacer contratos que dejen claro… que contratan y por cuanto… no se en tu pais.. pero aqui es muy normal que la negociacion cliente diseñador es de palabra…

  • Hugo Moreno Cruz

    Gracias Sandra por tu magnìfico artìculo, estàs en lo cierto, al dar tanta informaciòn, les ayudamos a nuestros clientes, a que el diseño tenga mayores opciones, mayores ideas.
    De esta manera estamos dàndoles opciones -ideas- al cliente, para que el trabajo o los trabajos, los mande a realizar con otros diseñadores sean profesionales o no y por ende le salgan màs baratos.
    Como bien apuntas, debemos valorar nuestro esfuerzo y nuestra dedicación.
    Tambièn estoy de acuerdo con Fidel Portillo, que debemos siempre, tener una actitud positiva, que no se confundan a no ser actitudes de sumisiòn.

    Mil gracias por tu valiosa ayuda y por tu valioso aporte.

    Hugo Moreno

  • Pedro Gutiérrez

    No eres ni la primera ni la última a la que le pasa, y no solo haciendo chapucillas en un ordenador, ayudando a tu vecino que esta empezando con el diseño web sino aún peor… el tío cansino que siempre recurre a ti para encender incluso el PC y te exige aún: “me tienes que hacer promoción de mi web, por donde tu quieras pero tu hazlo”… y te toca esconder tus manos tentadas de agarrar su cuello y contestarlo de forma infinitamente amable: “lo siento, es que estoy muy liado con mi web y tal…”.

    Tengo que decir que estos 2 últimos artículos me han gustado bastante, pero me recuerda a la dedicación que tiene que tener alguien de este ámbito (desde diseñador web y gráficos hasta programadores) y sobre todo, lo que somos algunas veces para los demás (“los que hacen dibujitos”, “los que escriben cuatro líneas” o “los perroflautas estos encima me quieren cobrar por no hacer nada”)… no puedo evitar condenarme yo solo xD….

  • Germán Vaquer

    Hola!

    Luego esta el cliente, al que le haces la web, y te comenta: Oye a partir de ahora porqué no me actualizas tu la web, te envío los textos y fotos respectivos y tú lo haces, por el módico precio de 0 euros, entonces, tú como un idiota le dices: Bueno, sí la verdad es que a mí hacerlo me cuesta unos pocos minutos, vale te lo hago, y entonces el cliente te envía la enciclopedia espasa por capítulos, 250 fotos de todos los colores y tamaños, 50 pdf a todo color, etc. Y entonces piensas en donde me he metido, y le dices que no soy un esclavo, y que tengo una vida social, y facturas que pagar, y empieza el tira y afloja, hasta que por fin consigues ponerte de acuerdo, y la cosa sale rentable para las dos partes. Porque el cliente no es tonto y se aprovecha de tu buena fe, y cuesta que entiendan que la palabra gratis no forma parte siempre de nuestro vocabulario y que las cosas hay que pagarlas y valorarlas.
    Buen artículo. Saludos: Germán

  • Camino

    Me siento absolutamente identificada con tu artículo, desde el principio hasta el final.
    Además coincido contigo en alabar el comentario de Guillermo, especialmente cuando aconseja que muchas veces bastaría con hablar del “Qué” y no del “Cómo” (¿Cuántas veces habré caído en ese error?)

    En el campo creativo además parece que hay mucha competencia cuando una persona cualquiera -literal y peyorativamente hablando- puede hacer un logotipo como si nada, o puede darse el caso de que, aprovechando que eres Licenciado en Bellas Artes, te pidan que pintes una habitación, eso sí, por favor ¿Quién mejor si no? >_o

    En fin, hay veces que deberíamos mirarnos al ombligo -que no es nada malo en sí mismo- para valorar mejor el conocimiento y nuestra experiencia acumulada y por fin aceptar que no son menos valiosos que dar patadas a un balón.

    ¡Enhorabuena!
    Un saludo

  • Red.Juan

    LA REGLA DE LOS TRES JACKETS

    Felicidades por tu magnífico sitio, y yo me felicito por haberlo encontrado.

    El Post me ha recordado a mi primer socio, con mucha más experiencia que yo. Me dijo el primer día que iba a presentar un presupuesto – añade que se permiten tres “jackets”, a partir del cuarto se revisa el presupuesto -.

    ¿Cómoooooo? ¿Qué es eso de los “jackets”?

    Con una mirada condescendiente me dijo – todo parece más fácil de lo que realmente es para el cliente, y empezará por pedirte que cambies este botón por este otro, luego este color por este otro, y después te dirá la frase maldita; “YA-QUE-…”, y seguirá pidiendo-.

    En realidad él decía “yaques”, acababa de conocer un nuevo término que aplico en mi vida profesional y cotidiana como “La regla de los TRES YAQUES”.

    Cierto como la vida misma, la regla nº X (según el orden de tus prioridades) debe ser limitar esa “cadena de favores interminables” que siempre empiezan por el “si me haces el favor, ya que vas a hacer esto, hazme esto otro también”.

    Sin duda es aplicable a las consultas de los clientes, familiares, amigos, vecinos, etc., espera siempre la siguiente, que vendrá.

    En mi opinión, creo que es difícil encontrar ese equilibrio entre el favor computable y el que no se debe computar como tal, y la información hay que valorarla sin ninguna duda. Yo “palmo” siempre.

    Gracias por tus acertados consejos, y un saludo.

  • sebas

    Hola!!! Es muy cierto lo que decis,en mi caso,trabajo de manera particular reparando computadoras y algunos clientes te llaman tipo 22hs por problemas en su Pc,como si estuviera todo el tiempo para ellos.Puse limites,horarios y no doy casi informacion.Me sirvio mucho y ahora los clientes aceptan bien el cambio.Buen articulo.Por cierto,recien me estoy metiendo de lleno al diseño web,asi que todo me sirve.Gracias.

  • Guillermo

    Me apunto yo tambien lo de La regla de los TRES YAQUES.
    juas!!!!

  • DGCmedia

    La verdad es que hay mucho cliente demasiado listo por ahí. Vienen, te preguntan…ven por donde pueden ir los tiros para terminar diciéndoselo al amiguete de turno que le hace una chapuza a cambio de dos cervezas. Los informáticos en general somos tontos…

  • Kleo

    ¡Excelente! Los informáticos sabemos que debemos sufrir una especial esclavitud por parte de suegros, jajaja.

  • Eddy

    jaja me rei a mas no poder con este Tema!! aparte de sentirme aludido claro!! bueno, en mi caso trato de trabajar con contratos y allí especifico que tipo de cambios y ediciones tiene derecho el cliente, trato de especificar también un tiempo limite para esos cambios. (En el diseño de un sitio puede ser un primer mes de actualizaciones “gratis”) después del cual deberán de pagarme las ediciones correspondientes. Además siempre trato de dejar en claro que mi trabajo no se puede ni se debe comparar con el trabajo que le harian “otras” personas (como servidores de hosting gratuitos, falta de personalización. etc.).
    En fin, que dejando las cosas claras desde el comienzo todo ira bien. Al menos eso es lo que se espera. Saludos desde Perú :)

  • Alberto

    Muy buen articulo Sandra!
    Se puede decir más alto pero no más claro!
    Como ha dicho el compañero lo mejor para cubrirse las espaldas es hacer contrato por escrito.

    Y muchas veces incluso los conocidos son los peores. Cuantas veces habré escuchado el “uuuff que caro!!” Cuando tu sabes que está muy por debajo de coste. Por no decir cuando directamente pasas de ser diseñador a un mero plugin de photosop multiplataforma que funciona por voz.

    En fin mi consejo, nunca trabajeis por debajo de lo que valen las cosas, porque no sólo estareis incomodos, sino que se perjudica todo el sector.

    Felicidades de nuevo por el articulo!

    • Sandra

      Totalmente de acuerdo contigo Alberto, las cosas se valoran en la medida que cuestan y dar precios bajos no sólo nos perjudica a nosotros, sino también a todo el sector. Debemos empezar por valorar nuestro trabajo y ponerle el justo precio que merece.

      Muy bueno lo del ser un plugin de photoshop multiplataforma!

  • Roberto

    Totalmente de acuerdo, no solo me ha pasado con amigos, sino con familiares y allegados. Hasta una vez se llevaron la información, le dieron el trabajo a otro, y después me vinieron a pedir de solucionarle el desastre que le habían hecho. “Vos me dijiste que esto debía ser así o asa, pero mira lo que quedo”, “ese así o asa, solo lo puede aplicar alguien que tenga conocimiento querido mío….tiraste la plata y ahora tengo que solucionartelo? zapatero a su zapato no?.

    Muchas Gracias, por compartir.
    Saludos desde Buenos Aires.

    • Sandra

      Sí, sí, con toda la jeta tienen la desfachatez de venirte después a pedir que les soluciones el problemón.. este tipo de clientes no nos interesan, son abusivos y no aportan nada. Un saludo!

  • Roberto

    A me olvidadaba, Felicitaciones por el cambio de servicio, ya que el que tenías vi que no te conformaba no?
    Con este estás mucho mejor verdad?

    • Sandra

      Muchísimo mejor! No hay color entre RedCoruna y Gigas. Desde que estoy en Gigas el tiempo de carga y el consumo de memoria se han reducido a la mitad. No recomiendo para nada RedCoruna, son lo peor en hosting.