Blog de Diseño Web. Cursos Online

5 Errores a Evitar con Clientes de Diseño Web. El 3 Es el Más Común.

errores diseno web principiantes

Una de las dificultades que tenía cuándo justo empezaba en el mundo del diseño web era saber qué pasos seguir con los clientes y cuánto cobrar por el trabajo.

Después de más de seis años de experiencia he aprendido muchas cosas y me resulta muy fácil trabajar con mis clientes y conseguir que queden satisfechos. En este artículo quiero compartir contigo los trucos adquiridos de mi experiencia.


Errores a evitar con clientes de diseño web

Trabajar con personas siempre implica retos y tenerlos preparados de antemano facilita mucho las cosas. A lo largo de mi experiencia me he dado cuenta de muchas cosas que damos por supuesto y que luego nos dan problemas.

En este artículo te voy a decir todo lo que yo hago para evitar este tipo de situaciones y conseguir que mis clientes estén satisfechos de mi trabajo y me recomienden a otras personas.

Si lo aplicas, estoy convencida que tú también verás mejorar tus oportunidades como diseñador web.


1. No prepararse todo ANTES de reunirse o hablar con el cliente.

Uno de los errores que al principio cometemos todos es pensar que todos los clientes son iguales y que soltándoles el mismo “rollo” ya está. Nos centramos en conseguir una venta y no tanto en las necesidades y prioridades del potencial cliente.

Fíjate que te menciono sus prioridades. Quizás para ti lo importante sea una cosa, pero cuando esto no esté en la parte de arriba de la lista de prioridades de tu cliente, mal vas. Has de ver qué es lo que más valora y hablarle en su lenguaje.

¿Y cómo lo consigues? Preparándote antes de reunirte con él. Tanto si es una empresa como un particular, usa Google y las redes sociales, en especial LinkedIn, para averiguar más de él y de sus valores.

Lo siguiente es preguntarte qué le puedes aportar, por qué te ha de contratar a ti y no a otro y qué beneficios obtiene él si te contrata.


2. Centrarse en uno mismo en la reunión con el cliente

Al cliente le da igual quién eres y en qué eres bueno, lo único que le importa és qué problema le solucionas y por qué te ha de contratar a ti y no a otro.

Así, cuando hables con tu cliente por primera vez recuerda que es mucho más importante escuchar que hablar. Necesitas saber qué le importa a tu cliente, cuáles son sus inquietudes y preocupaciones y qué valores le mueven.

Si a tu potencial cliente sólo le importa el precio, no le hables de calidad. Es una batalla perdida. Y al revés, quién se mueve por calidad sabe que esta tiene un precio.

No le preguntes al cliente de qué presupuesto dispone, porque él no sabe ni tiene por qué saber cuánto vale tu trabajo. Diferente és que el te pregunte de entrada cuánto cuesta tu trabajo, en ese caso respóndele que depende del servicio, que lo has de valorar y que cuando terminéis le enviarás un presupuesto.

¿Por qué no decírselo solo conocerlo? Porque te puedo asegurar que el 80% de las veces te arrepentirás de la cifra que has dado. Y es mucho más profesional que le mandes un presupuesto por escrito.


3. No crear un presupuesto de manera inteligente

Uno de los errores que cometía cuando empezaba era entregar un solo presupuesto cerrado sin especificar lo que entraba o dejaba de entrar en el precio.

Esto planteaba dos problemas: por un lado, si el tema del precio era un problema, no había margen de discusión porque solo había entregado un precio. Por otro lado, al no especificar lo que entraba o no, el cliente SIEMPRE esperaba mucho más de lo que había pagado.

La realidad es que el cliente no tiene ni idea de cuánto vale nuestro trabajo y que el error es que esperemos que valoren algo que no conocen.

Consejos a la hora de preparar tu presupuesto:

  • Da siempre un presupuesto por escrito. Las palabras se las lleva el viento y mucho más con un presupuesto verbal. Siempre dalo por escrito con todas las condiciones.
  • Da varias opciones de precio. Yo siempre doy tres precios distintos y en cada uno de ellos especifico que entra y que no.
  • Ten en cuenta si el cliente quiere calidad o precio. Esto lo sabrás por la conversación que hayas tenido con él antes de darle el presupuesto. Si tienes dudas, haz 3 presupuestos con precios muy distintos según sea un servicio básico o premium.
  • Especifica que entra en el presupuesto. Deja muy claro lo que entra en el presupuesto para evitar futuros malos entendidos. Si solo entra una revisión, especifícalo. Y si la revisión solo es de contenidos y no de diseño y estructura, déjalo claro por escrito.
  • Pon un plazo de validez al presupuesto. Mis presupuestos tienen una validez de 15 a 30 días. Si pasado este plazo el cliente no dice nada, el presupuesto deja de ser válido y pueden pasar dos cosas: que el precio cambie o que no le pueda hacer un nuevo presupuesto si tengo mucho trabajo. Deja este plazo por escrito en el presupuesto.
  • Indica los plazos de entrega. El cliente no sabe cuánto tiempo necesitas para hacer tu trabajo. Si quieres ahorrarte el sentirte agobiado y presionado, especifica los plazos de entrega en base al tiempo que necesitas para hacer tu trabajo y todas las demás obligaciones que tienes. Nunca des un tiempo justo que si pasa algo no cumplas el plazo. Si a alguien le urge, pon esto como un precio extra a pagar.
  • Incluye en el precio el tiempo de atención al cliente. Si calculas que vas a necesitar 4 horas en reuniones con el cliente, recuerda que esto es un coste que has de trasladar a tu presupuesto, ya que esas horas no puedes cobrarla. No las menciones como un extra más, son parte de tu trabajo.
  • Cobra siempre una paga y señal. Especifica muy claro los plazos de pago y siempre, siempre cobra una paga y señal, ni sea tu amigo del alma. No serás el primero y el último en no cobrar tu trabajo porque el cliente tiene un problema económico imprevisto o, peor, encuentra a un proveedor más barato y decide que no quiere seguir contigo.

4. Entregar el primer borrador al cliente

Muéstrale el borrador al cliente desde tu ordenador portátil, lo que no le des acceso en remoto a no ser que no tengas otro modo de trabajar por la distancia. En este caso, cobra por adelantado un 50%.

¿Por qué te digo esto? Porque no serás el primero que haces todo el trabajo duro del primer borrador y luego el cliente le lleva esto a otra persona que literalmente copia todo tu trabajo y se atribuye el mérito. Me ha pasado y no soy la única.

Yo de entrada intento siempre trabajar con gente de ética y valores, pero cuando empecé no podía elegir tan fácilmente. Así que es mejor que siempre que puedas te guardes el borrador para ti.

Otro problema que tiene dar el borrador es que lo empiezan a enseñar a amigos y familiares y te vienen con mil cambios de manera constante. Aquí es muy importante que en el presupuesto especifiques el número de revisiones y lo que incluyen.


5. No cobrar antes de entregar la versión final al cliente.

De nuevo, me ha pasado. Y esa vez fue un horror, porque confié en la persona y dije que cobraría todo al final. Le entregué la web en su servidor, cambió las claves y desapareció.

Errores de principiante. Y te lo digo para que no te pase. Nunca entregues el trabajo final sin antes cobrar. Creo que casi todo diseñador profesional tiene una experiencia en que no ha cobrado un trabajo. Evita esto mantieniendo siempre los archivos en TU servidor y no entregándolos hasta el pago completo.


Cuenta tus anécdotas..

Deseo que el artículo te sirva para evitar situaciones de las que todo diseñador web en una ocasión u otra se arrepiente. Te invito ahora a compartir tus anécdotas con tus clientes de diseño web. ¿Qué experiencias has tenido?


Comentarios

  • jose

    Muy pocos aceptan que les pidas el 50% por adelantado porque creen que lo vas a estafar. Hace unos meses atrás perdí mi trabajo de 5 días durmiendo poco mas de 4 horas al día por que el cliente me pidió que le enviara primero el proyecto y como era mediante una “web intermediaria” de freelancer accedí a ello, el “señor” metió disputa y se quedó con el trabajo y el dinero ya que según la web el cliente siempre tiene la razón así que no hay que confiar mucho en esas web tampoco o cobrar un porcentaje para iniciar si la persona es de baja reputación de manera que se vea enganchado al proyecto y como dices dejar bien claro los puntos sobre el mismo porque si no van a querer más de lo que uno pensaba hacer. Pero no por esto hay que rendirse si no aprender de ello y ser más prevenido.

    • eSandra

      Hola Jose, entiendo lo que te pasó, las plataformas online dan siempre preferencia al usuario sobre el proveedor de servicios, independientemente del tipo de plataforma. Cuando trabajas a través de una plataforma no te queda otra que adaptarte a sus condiciones. Otra cosa es que trabajes directamente con un cliente, estás en tu derecho a cobrar como mínimo un 30% por adelantado. Si eres autónomo/empresa y hay un presupuesto firmado por ambas partes por escrito no tienen ningún riesgo de que les estafes como comentas, porque el presupuesto firmado es un documento legal a la hora de efectuar una reclamación. Y sinó siempre podéis hacer un contrato privado. Trabajar sin una paga y señal puede traer muchos problemas. Y pedirla con un documento firmado por ambas partes da muestras de seriedad. Quien crea que le estafas por este motivo quizás sea quien quiera estafarte a ti :-)

  • Yéssica

    Gracias, Sandra! Un post fantástico para los que como yo, estamos empezando en este mundillo y estamos un poco perdidos al principio. Tus consejos son de muchísima utilidad para mí…al igual que todo tu blog! Te felicito.

    • eSandra

      Me alegro te haya sido útil, Yessica.

  • José Miguel

    Buenas Sandra, en primer lugar decirte que me alegra muchísimo volverte a leer por el sector por el cual te conocí. Después de un tiempo que hace te despediste con un emotivo artículo, me alegra muchísimo volver a leerte.
    Muchas gracias una vez más por compartir tus experiencias y dar tan sabios consejos ende este complicado mundo.
    Saludos.

    • eSandra

      Hola José Miguel, muchas gracias por tus palabras. Cuando escribí ese artículo estaba en un momento en que necesitaba parar y dejar eSandra, me había dedicado 5 años muy intensamente a este proyecto y me sentía exhausta. Ahora que ha pasado un tiempo me he dado cuenta que eSandra forma parte de mí al igual que los otros proyectos que tengo en marcha, así que he decidido retomarlo ni sea en mi tiempo libre. A veces va bien tomar perspectiva…

  • Byron

    Gracias por el post muy buen articulo disculpen mi ignorancia pero yo no se que significa “paga y señal” alguien puede explicarlo?

    • eSandra

      Hola Byron, una paga y señal es un pago por adelantado.