Tecnología y Coaching para Emprendedores

Pasos Antes y Después del Diseño Web. El Último Muchos Lo Olvidan

claves-diseno-web

Hablaba hace poco con un amigo diseñador web sobre el gran desconocido que es para muchos el diseño web. El error que todos cometemos cuando justo empezamos a aprender diseño web o cuando encargamos el diseño web a un tercero porque no sabemos nada del tema es pensar que con tener una web basta. Y no es así. Ni de lejos puede ser así. Esto a lo que lleva es a diseñadores web que se frustran y a clientes que se sienten perdidos en un mundo que desconocen y que muchas veces viven todo el proceso como una pérdida de dinero.

Entre diseñadores web y clientes falta mucha empatía. Los diseñadores web damos por sentadas muchas cosas que el cliente ni sabe ni tiene por qué saber. Y muchas veces sucede al revés, que el cliente piensa que sabe cuando en sí no sabe, y pide que se hagan cosas que más de un diseñador web se horroriza. Con el tiempo me he dado cuenta que una de las principales funciones del diseñador web es comunicar con eficiencia, y esto es algo que muchas veces no sabemos hacer. Y el cliente muchas veces tiene una idea en mente que, si la lleva a cabo, no sólo no le va a dar resultados, sino que incluso puede perjudicar su imagen.

Sin ir más lejos, hace unos meses una amiga mía me llamó toda emocionada de la vida por el diseño de una web que acababa de encontrar. Literalmente le fascinaba, hasta el punto que ella quería un diseño para su negocio exactamente igual. Por teléfono me habló con tanto entusiasmo y convencimiento que yo en mi mente me hice la imagen de una web impresionante. Cuando voy y le digo que me dé la URL y entro, casi me caigo de la silla. ¿Estooooo? ¿¿¡¡Estás de broma!!??. Lo que a mis ojos era una aberración humana (o mejor webana), a los suyos era la misma obra de Michelangelo en el mundo web.

¿Qué significa esto? Que no podemos culpar al cliente por no tener nuestra visión y que es imprescindible hoy en día tener grandes dotes de comunicación para dedicarse profesionalmente al diseño web. Personalmente, yo he tirado por la docencia, que se me da mejor, jajaja.. Fuera bromas, si nos queremos dedicar al diseño web a nivel profesional es fundamental tener grandes habilidades interpersonales y saber comunicar. Así que he pensado en crear esta mini guía sobre los pasos a tener en cuenta antes y después del diseño web.


Pasos a Seguir en el Diseño Web

Con diseño web muchas veces entendemos tener una página web que funcione. Aunque técnicamente no es así, cuando alguien busca un diseñador web lo que busca es eso, un sitio web que funcione. Y el tema está, que para que un sitio web funcione hace falta mucho más que el diseño de una web. Cuando me preguntan a qué me dedico me quedo en blanco, pues técnicamente no soy diseñadora web, pues el diseñador web es el que hace páginas web, y yo ya no me dedico a esto. Mi habilidad es saber crear un sitio web que funcione, y la prueba es esta web. El tener un negocio online como el mío te da una visión muy global de un proyecto web y te ayuda a entender todas las áreas implicadas.

Lo que en la calle se entiende por diseño web en la vida real es un proyecto web. Va mucho más allá del diseño web propiamente dicho. Es una combinación de estrategia, comunicación, diseño, marketing, redes sociales, contenido, multimedia y mucho más. Y el gran olvidado es el trabajo constante para hacer que una web funcione. Me ha pasado en muchas ocasiones de entregar un diseño web bien trabajado y verlo morir por falta de implicación del cliente. Y no lo digo en tono acusatorio, la mayoría no saben que con el diseño web no basta. Hay mucho más trabajo detrás si queremos tener éxito. Veamos ahora todos los pasos antes y después del diseño web.


Pasos Antes del Diseño Web

Este punto ya lo vimos antes en el post sobre cómo planificar el diseño web antes de empezar, pero aquí vamos a verlo más en profundidad. A continuación vamos a ver los puntos que debemos tener en cuenta antes de crear el diseño web.

responsive-web-design


De la idea a los beneficios

De las ideas no se come y toda web tiene que dar beneficios. Económicos, profesionales, solidarios o lo que quieras, pero deber dar algo a cambio del esfuerzo y dinero que inviertes en crear un diseño web y mantenerlo. Para pasar el rato ya tienes sitios como WordPress.com. Blogger o Ghost, no hace falta que gastes un duro en crear una web y pagar un servidor. Así que lo primero de todo es tener claro qué beneficios espero obtener con mi diseño web.


Perfil del cliente ideal

Muy bien, ya tenemos claros los beneficios que esperamos obtener de nuestra web. Ahora se trata que creemos el perfil de la persona a la que nos queremos dirigir. No sirve un perfil genérico, ha de ser algo mucho más tangible y concreto. El ejemplo típico es dirigirse a “emprendedores”. Aquí te cabe desde un lampista de Cuba a un ingeniero electrónico de España, pasando por la florista del barrio que quiere montar su tienda y terminando por el chico que quiere montarse un negocio en Youtube. Este perfil de cliente ideal tan amplio no sirve para nada.


Lo que te hace único

Siguiente error super típico: copiar a otros. Hay más de un blogger suelto copiando la línea de este blog con resultados igual a cero o menos uno. Primero me molestaba, pero ahora me hace reír. Nadie puede ser yo, y por tanto nadie puede copiar mi estilo. La competencia es para los mediocres. Lo que a ti te hace único no es lo que me hace única a mí, si me copias, no tienes resultados, si, en cambio, descubres lo que te hace único y lo pones a la práctica, no tendrás competencia. Pueden haber más blogs que me copien y hablen de tecnología, emprendedores y crecimiento personal, pero les faltará el ingrediente principal: ser quien yo soy y no quienes ellos son.


Lo que queremos transmitir

No sirve cualquier diseño web. Y mucho menos uno copiado. Las plantillas de WordPress están muy bien para empezar, en sí para empezar son el 90% de las veces la mejor opción, pero a la mínima que el negocio despegue hace falta un diseño web que nadie más tenga.

Lo que transmites va mucho más allá del diseño. Es la mezcla del diseño, el tono, el estilo, el contenido, la estructura, tu presencia o no en redes sociales… y un largo etcétera. ¿Qué quieres transmitir? Te puede servir de guía el artículo sobre diseño web emocional.


Qué estrategia vamos a seguir

Lo que acostumbra a pasar es que primero hacemos el diseño y luego pensamos en la estrategia a seguir y no es así, es justo al revés. Primero hay que plantear los objetivos junto con la estrategia que se va a seguir, y a partir de aquí todo esto se ha de trasladar al diseño web.

La estrategia es algo que puede ir cambiando con el tiempo, pero también ha de ir cambiando el diseño por este y muchos más motivos. Porque nosotros cambiamos. Porque se añaden y/o quitan productos y servicios. Porque queremos transmitir algo diferente, porque cambiamos de objetivos y, por ende, de estrategia. El diseño web no es algo muerto que se hace una vez y se deja allí listo para toda la eternidad, es algo vivo que, como todo ser vivo, va cambiando y se va transformando. Hay sitios web que en pleno 2014 tienen diseños de los años 90. El contenido será todo lo bueno que quieras, pero la mayoría asustan.


Pasos después del diseño web

En este vídeo de Youtube te explico los 10 pasos del diseño web, no entro en detalle porque es sólo la introducción a lo que se ve en el curso de diseño web básico, pero si justo te inicias al diseño web, te puede servir para ver los pasos intermedios que en este post no explico (si lo hiciera, sería un ebook y no una entrada de blog, jeje). Aquí ahora vamos a dar por supuesto que ya tenemos nuestro diseño web listo y a punto.

No me voy a cansar de repetirlo. Con el diseño web no se termina el trabajo, sino que empieza. Error mega típico el pensar que con tener la página web ya está. Esto es lo mismo que montar una tienda local, ver que los diseñadores ya han terminado la decoración, que los proveedores ya han enviado los cuatro productos iniciales y hala, olvidarse de la tienda, ni tan sólo molestarse en ir a abrirla. Esto es lo que hace el 90% de la gente que tiene una web, y es exactamente lo mismo que no abrir la tienda una vez la tenemos ya preparada.

Así que ahora vamos a imaginar que el diseño web es de calidad y que se han tenido en cuenta todos los puntos anteriores en profundidad. Veamos ahora todo lo que hay que hacer una vez tenemos el diseño web finalizado y la web en vivo.

mantenimiento diseno web


Crear contenido de calidad

Sin contenido la web se muere. Para que te hagas una idea, una web sin contenido nuevo es como una tienda en un cementerio perdido, no la visita ni su padre. Por muchas estrategias de SEO que hagas, cuando no crees contenido de calidad, tu web la va a ver muy poca gente. Te diré un secreto: yo en estos momentos no estoy haciendo SEO (lo he de retomar) y tengo más de 65.000 visitas mensuales a eSandra, y esto es sólo por el contenido. No se trata de si te apetece o no, se trata de un negocio y punto.

Yo ahora mismo es verano y te aseguro que en lugar de estar aquí escribiendo preferiría estar en la playa. Hace un sol estupendo fuera y estamos en pleno mes de julio. Y además es viernes mediodía mientras escribo, así que ni te cuento mis ganas de estar delante la pantalla ahora mismo. Pero eSandra es mi niña, algo que he de cuidar, y mis seguidores me importan y sólo lo puedo demostrar publicando de manera regular. Si no te vas a comprometer a escribir de manera regular, no crees una web. Haz un catálogo y envíalo por correo. O una tarjeta de visita. O un perfil en cualquier red social. O date de alta en Behance para mostrar tu portafolio. Pero no crees una web, porque te pasará como la tienda ya puesta a punto que nunca se abre. Recuerda, el 90% de los sitios web mueren a los 6 meses por falta de atención y cuidado.


Crear una comunidad

Has de conseguir que la gente interactúe contigo y para eso el primer paso es el contenido de calidad regular, pues actúa como cebo. A no ser que hables de temas delicados como salud mental, de entrada deberías permitir que la gente pueda comentar tus entradas y contestar a todos y cada uno de los comentarios. Está claro que es tu derecho el publicar o no un comentario, pero si lo publicas contesta. También has de facilitar que se pueda compartir los artículos en las redes sociales, poniendo los botones correspondientes, así como moverlos entre tus redes sociales. Y finalmente es clave que crees una lista de distribución de email marketing, es el mejor tesoro de cualquier sitio online.

A medida que crezcas verás que junto a tu comunidad de seguidores sale uno que otro detractor y que llegarán las críticas. Yo sólo filtro aquellos comentarios y críticas que aportan algo a mi comunidad, jamás alguna con un tono despectivo. Al revés, estás últimas se van a spam per secula seculorum. No todo el mundo puede estar de acuerdo contigo, y es su libertad expresarlo. Pero es la tuya decidir cómo gestionas tu comunidad y a quién quieres que forme parte de ella o no.


Valorar los resultados

Los sitios web son como una planta: hay que regar y podar. Si vemos que la planta no crece o, peor, se empieza a marchitar, hemos de hacer algo al respecto. Porque como las plantas, los sitios web hay que cuidarlos y mantenerlos vivos, sino mueren y quedan entre los miles de millones de sitios web que nunca nadie mira, ni tan sólo su propietario.

Valorar los resultados se puede hacer de muchas maneras: desde Google Analytics para analítica web, a encuestas, número de retweets, comentarios y más. Las herramientas de analítica sólo sirven si sabes interpretar los resultados que te muestran, sino son sólo números que no te sirven para nada. Yo hago periódicamente encuestas a través de mi newsletter porque creo que la mejor manera de saber lo que valoran o no mis seguidores es preguntándoles. Pero esto lo puedo hacer ahora que tengo casi 2.000 suscriptores, no cuando empezaba.

Así, fíjate objetivos medibles y un plazo de tiempo para valorarlos. Consejo de la experiencia: no te obsesiones con el tráfico. Lo importante no es cuánta gente llega a tu sitio web, sino cuanta interactua contigo. La mayoría de visitas de este blog son pasivas, sino tendría miles de clientes, lo que no estaría nada mal. Hay personas que llegan, leen algo y se van. Otras que dejan un comentario, otras que empiezan a seguirme en alguna red social, otras que se suscriben a mi newsletter y otras que me compran un curso. El tráfico no es lo que cuenta, sino las personas interesadas en lo que tú haces y ofreces, así como las personas que conectan contigo.


Para acabar…

Hemos visto todo lo que tenemos que tener en cuenta antes y después del diseño web. En este otro post te explico las claves de todo proyecto web de éxito. El tener un sitio web que funcione no es algo sencillo, muchos quieren el resultado sin hacer antes el esfuerzo, sea de tiempo o dinero. Es la libertad de cada uno decidir si apuesta o no por un diseño web, así como el trabajo del diseñador web el informar al cliente de todo lo necesario para crear un diseño web de calidad.

Deseo que este artículo te haya ayudado tanto si eres diseñador web como cliente, pues te muestra la importancia de una buena planificación, así como de lo importante que es todo lo que se hace (o no) una vez se lanza la web en vivo. Te animo a dejar un comentario con tus puntos de vista, así como a compartir el artículo en tus redes sociales.

Un abrazo!


Comentarios

  • Haligoes

    Gracias Sandra.
    Todos los pasos que comentas son pura lógica yo diría que para cualquier proyecto profesional, pero explicados con el cariño y pasión que demuestras por el diseño web es mucho más convincente y fácil de entender :-)

  • Aldo F. Perez

    Hola, estamos armando (la idea de la pagina web) sobre fotografía ya el diseñador nos dio una pista y queremos mejorarlo , ademas sabemos que como todo negocio que “evoluciona” pensamos dejar siempre la puerta abierta a la evolución del negocio y la pagina.
    Por eso esto datos que leo son interesantes y voy a re-leerlo.
    Gracias saludos.
    Atte: Aldo

    • eSandra

      Hola Aldo!

      gracias a ti por comentar, deseo que tengas mucho éxito con la nueva web.

      un abrazo!
      Sandra

  • Brigitte

    Hola Sandra!
    Quiero darte las gracias por darme la oportunidad de leer lo que expones. Tengo que replantear varios detalles de mi web que se ha convertido en “una tienda sin abrir”. Tus palabras junto con la forma como las proyectas, se convierten en un nuevo impulso para mi.
    Muchas gracias de nuevo.
    ¡Enhorabuena por tu proyecto!
    Un saludo

    • eSandra

      Hola Brigitte!

      me alegro te haya servido, ¡mucho éxito con tu ecommerce!

      un abrazo,
      Sandra

  • Juan

    Me falta mucho y comparto lo que dices con respecto a que una web es como una planta, hay que cuidarla, podarla, regarla y si es posible hacerle un cariño de vez en cuando.

    • Sandra

      Muy buena comparación con la planta, Juan, lo aplicaba a las relaciones interpersonales pero me has hecho ver que podemos extenderlo a los sitios web :-)

  • Jhon Carlos Colorado

    Muy bueno el post. Gracias Sandra por compartir con nosotros tus experiencias.

    • eSandra

      De nada! Gracias a ti por comentar :-)

  • Pepemi

    Muy buen artículo Sandra. Creo que das una visión muy clara y concisa de un tema,que muchos desconocían y otros tantos no terminábamos de tenerlo claro. En tus líneas se transmite a la perfección el entusiasmo con el que vives esta profesión y,para los que te seguimos, es mucho de agradecer.
    Saludos.

    • eSandra

      Gracias Pepemi, un abrazo!