Tecnología y Coaching para Emprendedores

15 Razones para Contratar a un Profesional del Diseño Web

disenador-web-profesional

Muchos son los potenciales clientes que deciden no contratar nuestros servicios porque un conocido se lo va a hacer a un precio tirado o bien va a usar uno de los servicios gratuitos que existen. Ante esta situación, la mayoría de nosotros sentimos una gran frustración y nos planteamos si nos hemos equivocado de carrera profesional, pues no sabemos qué responder, pues incluso hay momentos en que nosotros mismos tenemos nuestras dudas. Por ello, he estado pensando en todos los puntos que nosotros como profesionales del diseño web podemos ofrecer que nos diferencian de las supuestas webs gratis y/o hechas por el vecino del quinto.

Lo primero que quiero decir es que tener una web es fácil, incluso gratis. Pero lo fácil y gratis acostumbra a salir caro y difícil a largo plazo, y eso es lo que tenemos que hacer ver a nuestro potencial cliente. Lo primero que tenemos que hacerle plantearse es para qué quiere una web y hacerle entender que para tener algo cutre y de ir por casa es mejor que no tenga nada, pues eso puede (y va) a dañar su imagen corporativa. Le podemos poner el ejemplo de abrir una tienda: no es lo mismo que esté en la Gran Vía de Madrid que perdida en los Cerros de Úbeda. No es lo mismo la iluminación de una tienda de los chinos de la de un Zara. Si lo vemos tan claro en tiendas y oficinas físicas, ¿por qué no lo vemos tan claro en Internet? Porque hay todavía poca conciencia del tema. Y nosotros como diseñadores web profesionales somos los que hemos de ayudar a nuestros potenciales clientes a tomar una decisión inteligente.

Aquí encontrarás un listado de argumentos a favor de contratar a un profesional del diseño web, que podrás utilizar cuando quieras argumentar el por qué de tener un sitio web serio y profesional. Si aún así el cliente decide contratar servicios gratuitos o al hijo del amigo del vecino, al menos nosotros tendremos la conciencia tranquila de que le hemos avisado de que a largo plazo se encontrará con que lo fácil y (casi) gratis le ha salido caro y difícil. Creo que es importante aquí que hagamos este cambio de mentalidad, en lugar de pensar en “buff, no hay trabajo con esto de las páginas web online gratuitas”, pensar “pobre, cuando vea el desastre de resultados de su web volverá a llamarme, porque yo le he hablado con honestidad y ética, buscando el beneficio de ambos y no sólo el mío”.

Razones para Contratar a un Profesional del Diseño Web

1. Originalidad

Efectivamente, existen muchas plantillas con las que crear una página web, desde plantillas de Photoshop o HTML&CSS hasta temas de WordPress y Joomla. ¿Cuál es el problema? La falta de originalidad. Más todavía, la mayoría de plantillas se nota que son plantillas. ¿Te genera confianza una web que no tiene un diseño original? Más bien piensas que es alguien con pocos recursos, y eso no inspira confianza.

Más todavía, para modificar la apariencia de una plantilla hacen falta conocimientos de como mínimo HTML y CSS, y eso no lo puede hacer cualquiera. El tener pocos recursos no tiene por qué significar tener una web poco creativa y original, pues modificar una plantilla requiere muchas menos horas que crear un tema de cero y eso se traslada al coste final del proyecto. Ideal es un tema totalmente personalizado, pero si los recursos no alcanzan a tanto, la última opción debería ser una plantilla a pelo.

2. Diseño

Parece mentira que se le dé tanta importancia al diseño de una tienda u oficinas físicas y tan poco al diseño web. Entras en una tienda y según como sea la luz es que ya ni entras. Eso es lo que tenemos que hacer entender a los clientes potenciales, que no es sólo tener una web y ya está, porque para eso mejor no tener nada, hay que hacer una web que sea agradable a la vista o la gente saldrá por patas sin leer absolutamente nada. Dudo que ese sea el objetivo de una web, por lo que hay que hacer entender la importancia de los colores, las columnas, los menús, el header, el footer, los juegos de luces.. El diseño es clave para que la web tenga una razón de ser.

3. Usabilidad

Cuando escoges una plantilla o te hace la web el amigo del vecino del quinto, raramente se tiene en cuenta la usabilidad. ¡Craso error! Sí, la plantilla muy mona, con unos menús alucinantes, eso sí, no encuentra el contenido ni su madre. Hay que hacer entender al cliente final que la web ha de ser usable, que es aquello del no hacer pensar al usuario, porque tú sabes dónde está todo, pero él usuario que viene al a web no, y si se frustra, se irá y habrá perdido a un potencial cliente, aparte de generarle una experiencia negativa. Las páginas web han de ser amigables, y esto no es sólo desde la perspectiva del diseño y la originalidad, sino también desde la correcta planificación de la arquitectura de la información.

Lo que acostumbra a terminar pasando cuando se toma una plantilla es que acabas adaptando los contenidos a la plantilla y no el diseño a los contenidos. Esto difícilmente puede dar lugar a un sitio web amigable correctamente estructurado que facilite la navegación web.

4. Accesibilidad

Son muy pocas las plantillas que tienen en cuenta el tema de la accesibilidad. Si queremos llegar a usuarios con discapacidades como problemas visuales, motrices, auditivas, etc., entonces necesitaremos a un profesional del diseño web que domine el tema de la accesibilidad. Es como abrir una tienda que requiere subir tres peldaños, si vas en silla de ruedas ya no entrarás. Esto implica temas éticos, porque de algún modo estamos marginando al que tiene una discapacidad, a la vez que la pérdida de un potencial cliente, pues quizás esa persona no sea un cliente potencial tuyo, pero tú no sabes a quién conoce esa persona, y quizás te estás perdiendo una buena recomendación. Creo que los que queremos llamarnos diseñadores web profesionales deberíamos aprender accesibilidad web para crear sitios web que no excluyan a nadie.

5. Maquetación Web

No sólo se trata del diseño y el uso de colores, sino también la correcta maquetación de la idea con Photoshop o Illustrator. Hay efectos que sólo se pueden crear con estos programas o similares, por lo que una plantilla no nos servirá. Una web no es sólo una parte principal y una o dos columnas, es también el modo de maquetarlas. Photoshop e Illustrator pueden darle ese toque mágico a la web, que nos ayude a diferenciarnos y a sobresalir sobre los sitios web de la competencia, por lo que creo que es un argumento más a favor de contratar a un profesional del diseño web.

6. Responsive Design

Al menos en la actualidad pocas son las plantillas responsive, esto es, que se ajusten al tamaño de pantalla, sea ésta la de un portátil, un sobremesa, un ipad o un iphone. Como diseñadores web profesionales deberíamos ser capaces de ofrecer diseños web responsive (me incluyo en la lista), porque este diseño es el que ofrece la mejor experiencia de usuario y con la rápida extensión del uso de dispositivos móviles, esto en poco tiempo va a ser un must si queremos destacar en el sector.

7. Posicionamiento Web

Otro de los puntos altamente olvidados en la creación de una web es el tema del posicionamiento web o SEO. Esto es como el ejemplo que comentaba de abrir una tienda en los cerros de Úbeda escondida en el quinto pino. Sí, oye, la tienda preciosa, pero no la visita ni su padre, porque no hay quien la encuentre. Pues con una web es lo mismo y eso hay que hacérselo entender al cliente final. Que no se trata de algo que se pueda hacer luego, porque el punto clave del SEO es el código web y cuando éste sea una birria le va a costar más pedir que lo escriban de nuevo que hacerlo bien desde el principio.

Hemos de hacer entender a nuestros clientes que tener una web mal posicionada no sirve de nada, porque va a estar allí y no la va a visitar nadie. ¡Hay que conseguir tráfico! Y si el código HTML no está bien creado, pues van listos para conseguir visitas. Y sí, hay empresas que se especializan en la mejora del posicionamiento web, pero hay que mentalizar a la gente de que el código HTML es el principal factor del SEO.

8. Rendimiento Web

El rendimiento web es el gran desconocido para los profanos del tema y, dicho sea de paso, también para bastantes diseñadores web. Si el tiempo de carga de una web es alto, la gente se irá a otro sitio, porque la ventaja de Internet es que a un sólo clic hay cientos (sino miles) de páginas de la competencia. Crear sitios web con un alto rendimiento web no es fácil y la mayoría de plantillas no están diseñadas pensando en la optimización del tiempo de carga. A nuestros clientes potenciales se lo podemos comparar con el usuario que entra a una tienda y necesita que el dependiente le atienda. Si este tarda en hacerle caso, el cliente se marcha de la tienda. Pues en Internet es lo mismo, si la página tarda en cargar, nos iremos a otro sitio.

9. Compatibilidad entre Navegadores

Quiero creer que la mayoría de plantillas web son compatibles entre navegadores, pero esto no lo pueden saber hasta que no la compran y la prueban, cosa que la mayoría de usuarios ni cae en hacer, porque de entrada no saben que los diferentes navegadores interpretan de manera diferente el código web. Este es un punto que podemos aprovechar para demostrar que sabemos de lo que hablamos cuando decimos que tener una web de calidad no es tan fácil como un pin, pan, fuera, sino que requiere de conocimientos avanzados no sólo de diseño sino también de código web.

10. Poder Compartir en las Redes Sociales

Me he encontrado muchas veces con que alguien me ha preguntado como poner los iconos de redes sociales que tengo yo en su plantilla recién comprada. La respuesta es que si no es una zona lista para widgets, cuando no sepas programar, no vas a poder hacerlo. Y aquí otro punto a favor de contratar a un diseñador web: tendrá en cuenta tus necesidades desde el primer momento, y el poder compartir lo que escribes en las redes sociales es clave para poder sacar el máximo partido de la página web. Si la web está hecha en WordPress será tan fácil como instalar un par de plugins, ahora, el cliente deberá saber configurarlos, así como saber escoger entre la multitud el que mejor se adapta a sus necesidades. Y si, como decía, la plantilla no tiene zona lista para widgets allí donde el cliente quiere poner los iconos sociales, no le quedará más remedio que una, contratar a alguien para que se lo configure o dos, quedarse sin iconos.

11. Código válido por la W3C

En este punto sí que he de decir que desde mi punto de vista es necesario una cierta flexibilidad. Por ejemplo, la like box de Facebook que aparece en la barra lateral de esta web no valida y no hay tu tía que valide, porque el maravilloso equipo de Facebook no sólo crea una plataforma poco usable, sino que además crea un código propio en su iframe que no valdia. Por eso digo, que aquí hay que ser flexibles. Pero de aquí a que el código sea pura basura, hay una gran diferencia. Y eso se lo hemos de hacer entender al potencial cliente, porque esto le va a afectar no sólo en el rendimiento web, sino sobre todo en el posicionamiento de su página web en Google, con lo que volvemos a lo del principio, si la web no se posiciona, no sirve de nada tenerla (y mantenerla).

12. Nombre del dominio

Hay muchas plataformas que ofrecen tener una web gratis con una URL que termina con el nombre de la plataforma, al estilo de tunombre.laplataforma.com. Me quedaré afónica para hacer entender a los posibles clientes que eso es lo peor que pueden hacer, no sólo es cutre, sino poco profesional, ¿qué credibilidad puede transmitir un dominio que contiene el nombre de la plataforma? A mí personalmente ninguno. Una cosa es una web personal, pero otra es la de un profesional o empresa, ha de tener su propia URL sí o sí, y nada de redireccionamientos, que además de ralentizar el tiempo de carga, no sirven de nada, pues todos los enlaces internos tendrán en la URL el nombre de la plataforma.

13. Prestaciones del servidor

El gran desconocido del que nunca ha tenido una web. Sólo miran el precio y van al mejor postor. Luego viene el drama, con sitios web caídos, conexiones lentas, etc. Hay que mentalizar de la importancia del servidor cara a temas como solventar incidencias, calidad del servicio, límite de ancho de banda, ubicación del servidor, etc. Y hay que mentalizar a los futuros clientes que si los contenidos están en un servidor gratuito, esos contenidos no son privados ni tienen completo dominio de los mismos. La calidad de la experiencia de usuario depende mucho del servidor contratado y por eso no creo que la mejor opción para un sitio web profesional sea un servicio gratuito como Blogger o WordPress.com.

14. Formularios bien programados

Aunque parezca mentira, aún hay muchos sitios web que el supuesto formulario de contacto es una ventana emergente para enviar un email, por no decir aquellos que tienen un formulario de contacto que no funciona. Si la web te la hace el amigo del vecino del quinto por cuatro duros, dudo que invierta demasiado tiempo en pensar en crear un formulario de contacto decente, pero hay que transmitir al cliente la importancia del apartado “Contacto” de una web, pues ese va a ser uno de los principales objetivos de tener un sitio web, que nos contacten.

15. Actualización y mejora constante

Todavía son muchas las personas que se piensan que la web es algo estático que no hay que modificar. Google beneficia los sitios web que actualizan sus contenidos de forma regular, incluso los usuarios se sienten atraídos sólo por sitios web que se actualizan. Incluso hay que mejorar lo que vemos que no funciona, y eso no se puede hacer si no se es un profesional del diseño web. Zapatero a sus zapatos, creo que hemos de mentalizar al cliente de que es mejor que dedique su tiempo a su negocio que en perderlo en intentar mejorar algo para lo que le faltan conocimientos y experiencia.

Conclusión

Este artículo ha venido motivado por los comentarios al post de una crítica a la crisis y oportunidades para diseñadores web, en la que muchos comentábamos lo difícil que es que se valore nuestro trabajo como diseñadores web freelance debido a la proliferación de plantillas y plataformas que ofrecen supuestas webs gratis. Yo soy de la opinión que falta todavía mucha cultura de Internet, pero que antes o después las personas se darán cuenta de la importancia de tener un sitio web en condiciones. Por eso, creo que debemos seguir preparándonos, porque aunque ahora parece que el viento no sopla a nuestro favor, no tardará en llegar el momento en que los diseñadores web seremos profesionales muy bien valorados, o al menos eso es lo que yo pienso.


Comentarios

  • Jose Luis Castillo

    Hola, interesantes aportes en tu artículo, no soy diseñador web pero esto aplica a muchas otras áreas del diseño. Sigue con ese entusiasmo para que nos “contagies” del mismo.
    Saludos desde Bogotá!

  • Miguel Angel

    Magnífico artículo. Acabo de descubrir tu web y estoy disfrutando. Gracias por todo.

  • Israel Noguera

    Excelente post! enhorabuena, de acuerdo 100%.

  • Isabel

    Estoy encantada con cada artículo que he leído, me has aportado mucho, ahora veo las cosas más claras.
    Muchas gracias por compartir!!
    Saludos, Isabel

  • luis cota

    Hola redactas muy bien entretienes al escribir y bastante entendible gracias

    • Sandra

      Gracias Luis, me alegro :-)

  • cycomao

    Hola, leí el artículo y hay cosas que comparto y otras no, qué opinas de las plantillas web que se consiguen en sitios como themeforest, yootheme, de hecho en este mismo sitio, etc, en cuanto a los puntos que mencionas?. puesto que yo veo que siempre están bien actualizados en tendencias de diseño y programación, además son muy económicos. Saludos!

    • Sandra

      Yo compro plantillas en Themeforest para muchos clientes que van muy justos de presupuesto. Aún así, muchos se pierden configurándolo y prefieren pagarme a mí para que lo haga por ellos. Son dos modelos de negocio distintos, una plantilla jamás sustituirá un diseño original a la hora de crear marca e identidad digital, pero puede ser un buen punto de inicio. Para mí no son cosas incompatibles.