Tecnología y Coaching para Emprendedores

¿Sabes Cuánto Cobrar? Descubre Cuál Es Tu Precio

cuanto cobrar el precio del diseno web

Hace un tiempo escribí un artículo sobre el precio del diseño web, cuánto cobrar o pagar por el diseño de una página web profesional. Me llegaron muchos mensajes de diseñadores web preguntándome cuál era el precio que tenían que cobrar por sus servicios, y mi respuesta era siempre esta: depende. Depende de qué experiencia tengas, depende del lugar dónde vives, depende del tiempo de entrega.. pero sobre todo, depende de algo que está por encima de todo esto y es lo que va a definir tu precio.

Uno de los errores que tendemos a cometer todos es pensar siempre desde nuestra perspectiva. Lo que nosotros necesitamos, lo que nosotros queremos, lo que nosotros valemos. Pero en esto dejamos fuera de juego lo más importante: el otro. Lo que el otro espera, lo que el otro necesita, lo que el otro se lleva. Así, veíamos que lo más importante en el diseño web es despertar emociones que conecten con nuestro público objetivo. Y aquí, una vez hemos conseguido crear esta conexión y se nos pide un presupuesto, hemos de seguir yendo más allá de nosotros mismos.


¿Sabes Cuánto Cobrar?

Hay una campaña muy extendida en Internet que dice esto:

“Cobro por lo que sé, no por lo que hago. No regales tu trabajo”

Si buscas esta frase en el buscador de imágenes en Google te encontrarás un montón de imágenes como esta:

no-cobro-por-lo-que-hago-cobro-por-lo-que-se-640x600

Mi postura al respecto es que no comparto para nada esta idea, aunque entiendo la postura de quienes escriben esto. Hubo una época en que yo aplaudía este lema. ¿Por qué hoy no lo comparto? Porque de mi experiencia he aprendido que lo que importa de verdad no es ni lo que sabes ni lo que haces, sino lo que aportas. ¿Qué beneficio se lleva el cliente gracias a tu trabajo? No tiene ni por qué ser económico, los beneficios se pueden medir de muchas maneras.


Un ejemplo

Pongamos que fulanito lleva dos años en el paro y está ya desesperado por encontrar trabajo. Ahora yo tengo un don natural para buscar empleo online y, como he trabajado en selección de personal, sé hacerle una web de rechupete con mil consejos extra con los que conseguir emplearse. Gracias a mi trabajo esta persona no sólo consigue un buen empleo, sino que gana fe en si mismo porque yo le he impulsado a creer en sus talentos y además le he dado consejos para las entrevistas.

Ahora vemos a la misma persona que lleva dos años sin trabajo y está a punto de que le desahucien. Y viene Pepito que es un diseñador web de élite, con unos acabados que los flipas, un portafolio de alucine y que tiene por clientes hasta a la Coca Cola. Eso sí, Pepito no tiene ni flautas del mundo de buscar empleo online, no sabe cómo piensan los seleccionadores de personal y además el proyecto le parece de lo más aburrido, lo hace porque este hombre es amigo de su mejor amigo.

Dime, si todas las otras circunstancias coinciden, como lugar de residencia, tiempo de entrega, conocimientos y experiencia de diseño web, etc., ¿a quién le pagarías más con diferencia? No le pagarás al que va de sobrado porque tiene clientes mega grandes y un portafolio que lo flipas, sino al que te va ayudar a conseguir tu objetivo, que es conseguir un empleo en condiciones para que no te embarguen. ¿Ves la diferencia?


Descubre Cuál Es Tu Precio

Dicho esto, tu precio depende de qué capacidad tienes para ayudarme a lograr aquello que yo deseo. Toda web nace por un deseo a satisfacer, desde ganar dinero, a posicionarse como un experto, a crear una comunidad online con la que conectar sin barreras. Tu precio depende de tu capacidad de satisfacer ese deseo, teniendo en cuenta el lugar donde vives, tu experiencia y conocimientos previos.

Así, yo no soy la que más sé de diseño web en el mundo online, peor en cambio mis cursos de diseño web son todo un éxito por mi gran capacidad docente. Se me da bien enseñar, se me da bien conectar contigo en mi manera de hablar y transmitir mis ideas, y eso es lo que define mi precio. Hay mucha gente que sabe mucho más que yo, pero que ni de lejos saben enseñar como yo lo hago. Así, cuando tú compras un curso mío lo que de verdad te importa es cómo yo te voy a preparar para ser un diseñador web profesional, no mi curriculum vitae y experiencia previa.

Cambia el paradigma, al cliente le da igual quién eres, lo que le importa es cómo le ayudas. Se mira tu portafolio porque no te conoce, para ver que no se meta en una camisa de once varas, pero no porque le importe lo que has hecho ni las horas, días, meses o años que has estudiado. A mí personalmente me da igual el curriculum vitae de cualquier profesional, lo que me importa es cómo me ayuda.


Para acabar..

En este artículo hemos visto que lo que de verdad importa es qué beneficio aportas. Piensa siempre en qué obtiene la otra persona de trabajar contigo, qué ventajas ofreces sobre que trabaje con cualquier otro profesional y cómo respondes a sus inquietudes. Si te ha gustado el artículo, te agradeceré enormemente que lo compartas en las redes sociales. Te animo a dejar tu punto de vista al respecto, así como tus experiencias con tus clientes.

Un abrazo!


Comentarios

  • Antonio Bravo

    Desle luego, la pregunta del millón… sin embargo he leido muchos post al respecto, y jamás leí uno desde este punto de venta.

    He de reconocer que yo también he caido en el lema de “no cobro por lo uqe hago sino por lo que se”, y creo que es una idea implementada en las mentes de mucha gente que tiene una especialidad… pero creo más importante (después de leer tu articulo) el hecho de comprender a tu cliente, sus necesidades y como ayudarle, y motivarle para que aquello que le hagas, sea lo que realmente quiere y sea capaz de pagar por tu trabajo seguro de que su inversión va a dar resultado.

    Sin embargo también existe el cliente que le da igual todo, y quiere lo más barato… y le da igual el resultado. Aunque parezca mentira conozco gente que se siente tranquila teniendo una web cualquiera y diciendo tengo una web y estoy en internet… y encima pretenden que su web tenga éxito y le genere beneficios… ¿que hacemos con ese tipo de clientes? no se si os habéis encontrado alguno.

    En cualquier caso, excelente articulo, felicidades!

    • eSandra

      Hola Antonio, sí, yo también he conocido gente así. Son personas muy sensibles al precio, caza ofertas, van a la opción más económica. En este caso en concreto el beneficio es sólo uno: el precio.

      En un caso así, lo primero que yo me plantearía es si me interesa o no ofrecer ese servicio. La primera porque según el precio del que hablemos directamente no te sirve de portafolio. Y segundo, este tipo de cliente acostumbra a pedir duros a cuatro pesetas.

      Más todavía, ofrecer un servicio basado en el precio más tirado del mercado te posiciona como alguien que hace páginas web “basura”. Yo directamente descarto todas estas opciones.

      Pero eso sí, si alguien es hiper sensible al precio y le da igual como quede, entonces su beneficio es haber conseguido un chollo :-)

      un abrazo!

  • Luis

    En nuestar empresa solemos calcular cuanto cobrar de dos formas.

    Según el presupuesto que nos indica el cliente, al que nos ajustamos o según el valor que creemos podemos aportar. Si es un pequeño negocio que sólo quiere una web para que sus clientes puedan ver on-line sus horarios etc, pues la verdad es que no podemos aportar tanto valos como en un proyecto de página web + tienda on-line + labores de SEO, campañas de marketing…

    La verdad, si sólo cobrásemos sin tener en cuenta lo que podemos aportar, personalmente me sentiría un poco “estafador”.

    Esperamos con ganas un próximo post tuyo,

    un saludo!

    • eSandra

      Gracias por tu aportación, Luis, seguro que a más de uno le sirve tu enfoque y me parece muy ético.

      un abrazo!

  • Cristian Luis

    La entrada me ha sentado como una terapia de choque.

    […]

    …así que un precio proporcional a lo que se aporta, a lo que se ayude a la otra persona a conseguir su meta según tu trabajo y maneras ─énfasis en lo primero), teniendo en cuenta la zona donde operas, tu experiencia laboral y conocimientos previos…

    Me mola por una parte… hay implicación de psicología, habilidades emocionales e implicación… algo fundamental en el aprendizaje significativo y compartido.

    Por la otra, si los precios derivaran de esto (que sí, considero que es una buena manera de verlo…) me veo ofreciendo futuros servicios a precio regalado… sé lo que me digo, prefiero no detallar. Me decepciona un poco.

    Hm… […] todavía estoy demasiado verde.

    Tendré en cuenta el mensaje fundamental: que el precio depende de cuánto te entregas, cuánto aportas, la tecnología, acccesibilidad y usabilidad que facilitas, y cómo ayudes a la otra persona en su meta.

    (Antes de leer esta entrada, el tema de los precios seguía sin verlo del todo claro. Pero esto me lo ha dibujado que una manera que puede ser genial… aunque tiene [para mí] sus espinas…)

    Un gusto leerla.

    • eSandra

      Me alegro te haya servido, Cristian, el tener diferentes puntos de vista nos ayuda a ampliar nuestra perspectiva de las cosas :-)

      un abrazo!

  • Josue Diaz Rimache

    Muy interesante el articulo; pero hay clientes que se creen los vivos y te dice:”Pero si esto es fácil,no creo que te demore mucho”.

    Fácil para el que sabe.

    Hay clientes que valen la pena apoyarlos y cobrarles lo que es correcto.

    • eSandra

      Bien, pues si es tan fácil, que lo haga él, jajaja

  • Zaida

    Creo que aunque dices que no estás de acuerdo con el lema, con la explicación que das, sin intención, lo apoyas. En el ejemplo de la página web, si vas a ayudar al desempleado es porque SABES de selección de personal y etc. Y en el caso de los cursos, también, ya que dices que SABES como enseñar. Entonces si estás cobrando por lo que sabes; así que tal vez el error está en creer que ese “saber” es solo la parte conceptual y técnica del diseño. Yo tampoco soy la mejor diseñadora del mundo, pero tengo conocimientos de otras áreas que otros colegas no tienen; así que en realidad si podemos cobrar por lo que sabemos (en todos los ámbitos), ya que eso es lo que nos hace realmente ayudar al cliente en su necesidad =)

    • eSandra

      No Zaida, yo cobro por el valor que aporto y los beneficios que obtiene el cliente. Y por supuesto que en este valor va incluido lo que sé, porque, si no sé, ¿qué valor y beneficios voy a aportar? Hay que saber para aportar, pero cobro por lo que aporto, no por lo que sé. Un abrazo

  • edgar castillo

    buenos dias sandra como estas por los momentos te escribo para darte las gracias por compartir toda esta informacion que me nutre de conocimientos que dios te bendiga
    por que de verdad estoy empesando en este mundo del diseño web que de paso lo veo todo de tamaño jigante
    pero algun dia o mas adelante te escribire para aportar una o muchas experiencias gracias a dios a ti y a otras personas mas de nuevo gracias sandra

    • Sandra

      Hola Edgar,

      gracias a ti por tomarte el tiempo de dejar un comentario, me alegra que te sirva mi blog, un placer aportar valor :-)

      un abrazo!
      Sandra